La UC recupera algo de su mejor cara


Universidad Católica recuperó esta noche parte de su sello futbolístico al vencer por 2-0 a Deportes Iquique, quizás el rival más propicio que los dirigidos de Mario Salas podrían haber enfrentado para esbozar una remontada.

Se enfrentaban dos equipos en problemas, separados apenas por un punto en los lugares 14º y 15º, con Mario Salas y Jaime Vera fuertemente cuestionados por campañas que poco obedecen a los éxitos recientes, y relativos, de unos y otros.

En el recuento final del partido, fue el equipo de Las Condes el que supo imponer su condición de dueño de casa y la mayor jerarquía individual, que asomó sobre todo en la figura de José Pedro Fuenzalida.

El seleccionado nacional cumplió uno de sus mejores partidos en el mal semestre de los cruzados. Se convirtió en el principal agente ofensivo de su equipo, pues metió al menos tres asistencias durante el primer tiempo, de la cuales sólo una terminó en el arco del joven y prometedor Brayan Cortés: a los 30 minutos, un centro suyo fue cabeceado en palomita por David Llanos y el portero iquiqueño alcanzó a reaccionar, pero el balón quedó botando para que SantiagoSilva completara la tarea.

En el segundo tiempo, los ataques del local siguieron, mientras que los Dragones poco o nada inquietaban a Cristopher Toselli.

Por eso, Fuenzalida mantuvo su influencia por el juego y apenas reanudado el juego anotó un gol que debería figurar entre los mejores del campeonato, cuando se sacó dos o tres marcas en eslalom; de frente al arco, y cuando parecía que la acción concluía ahí, sacó un tiro de emboquillada que dejó sin posibilidades de intervención a Cortés.

El 2-0 terminó por matar todo afán de combate de los nortinos, salvo los intentos postreros por maquilla el resultado. Ahora, Iquique podría concluir como colista, siempre y cuando O’Higgins venza a Audax Italiano en Rancagua.

Seguir leyendo