La última chance

La UC y Salas buscarán la redención ante un Colo Colo que aspira a aferrarse a la disputa por el título.


El lugar común remite a que un duelo entre Universidad Católica y Colo Colo está asociado a la disputa de los primeros puestos o, derechamente, de los títulos. De ahí nace la tentación de llamar ‘clásico’ al choque, una postura que tiene tantos partidarios como detractores. Y también surge un entusiasmo más bien tradicionalista, que no se condice con la realidad actual de ambas escuadras que, víctimas de su irregularidad, apenas luchan por aferrarse a un protagonismo que en el Transición les pertenece a otros. Hoy, ambos buscarán la victoria para apenas intentar salvar el semestre, en el caso del anfitrión, o para colarse en la pelea, en el de la visita, que, si gana, podría ponerse a tres puntos del líder, Unión Española.

El equipo de Mario Salas llega apremiado por las dudas, profundizadas después de la caída frente a Deportes Temuco, en la Novena Región. Los cruzados, con apenas un triunfo en siete partidos, marchan en la undécima posición en la tabla, muy lejos de sus expectativas iniciales.

Sus potenciales figuras, como el delantero Santiago Silva, quien hoy recibirá una nueva opción en la titularidad, al liderar el ataque, alimentado por José Pedro Fuenzalida y Jeisson Vargas, siguen en deuda, aunque las miradas de los hinchas están puestas sobre el Comandante, quien, después de haberle entregado al club un inédito bicampeonato, hoy se transforma en el foco de las críticas y el rechazo de los aficionados.

Salas busca fórmulas para que su equipo recupere la memoria. La inclusión del Tanque, por ejemplo, además de ubicar a un referente ofensivo que mantenga ocupada a la zaga alba, permitirá que Diego Buonanotte vuelva a localizarse como volante ofensivo y no como improvisado centrodelantero, la apuesta a la que el ex entrenador de Huachipato y Barnechea le puso créditos en las últimas semanas.

El DT, como su rival Pablo Guede, optó por el hermetismo. Se guardó sus cartas hasta último momento. Prueba de ello es que en las últimas horas descartó la fórmula defensiva que había preparado, con tres defensores: Benjamín Vidal, Germán Lanaro y Branco Ampuero. Sin certezas de un funcionamiento óptimo, que no ha podido encontrar en el actual torneo, prefirió esperar al Cacique con cuatro zagueros nominales, que le otorgan, al menos, un sensación de mayor seguridad en torno al arco de Cristopher Toselli: Espinoza, Lanaro, Ampuero y Voboril.

En Macul, en cambio, llegan con un poco más de tranquilidad. La victoria sobre San Luis calmó los ánimos en Colo Colo, que estuvieron trastocados incluso por la disputa del técnico Guede con el goleador Esteban Paredes, una distancia que en Pedreros buscaron esconder, incluso montando la escena de la reconociliación pública.

El entrenador se ve enfrentado a una nueva prueba ante un rival que no le resulta incómodo: le ganó la Supercopa y, por torneos locales, suma tres triunfos e igual número de derrotas en siete encuentros. En la banca del Cacique no ha perdido ante Salas, una estadística que aspira a mantener este mediodía. Y frente al Comandante suele desplegar sus mejores propuestas tácticas y estratégicas.

El rendimiento albo en la victoria sobre los quillotanos lo dejó, al menos, más tranquilo. En el encuentro frente al equipo de Miguel Ramírez, Óscar Opazo se transformó en el aporte que esperaba por la banda derecha, al punto de que anotó dos goles y, con una idea que por momentos pareció conservadora, se impuso con claridad al equipo de la Quinta Región.

La intención de darle estabilidad a una fórmula justifica que Guede opte por mantener el sistema. El plan que contará con un valor agregado: en el mediocampo volverá Jorge Valdivia, en lugar del juvenil Carlos Villanueva, quien cumplió una destacada actuación ante los Canarios, a quienes les marcó un gol.

El Mago cumplió una fecha de castigo por acumulación de tarjetas y, después de que el Tribunal de Disciplina descartara castigarlo adicionalmente por sus críticas al cometido del juez Eduardo Gamboa en el partido ante Iquique, tendrá la misión de abastecer a los delanteros Andrés Vilches y Esteban Paredes.

 

imagen-dep-anuncio-catolica-colo-colo

Seguir leyendo