Las bicis están de Vuelta

Autor: Ignacio Leal

Hoy se presenta, tras cinco años de ausencia, una de las pruebas insignes del deporte nacional. Serán 90 ciclistas compitiendo, repartidos en 15 equipos.


La noticia se confirmó hace meses, pero aún había algunos que dudaban de ella. Tras cinco años de ausencia, la Vuelta Chile retorna definitivamente para revivir una de las pruebas más insignes del deporte nacional, ícono de memorables batallas y exponentes inolvidables. Lo hace de la mano de una renovada Federación, que si bien aún posee un par de conflictos internos con algunos de sus deportistas, logró unir fuerzas para poder devolver el evento, ahora en su 32ª versión.

“Era una irresponsabilidad no estar realizando la Vuelta”. Quien habla es Marcelo Riffo, coordinador general del evento ciclístico que unirá al país desde el Biobío hasta Santiago. El evento cuenta con el patrocinio del Ministerio del Deporte, además de diversas empresas privadas, una ejecución que Riffo considera “exitosa”. “Afortunadamente en la Federación se están haciendo las cosas bien. El Ministerio del Deporte es nuestro principal auspiciador y eso refleja mucho”, explica.

El evento será hoy lanzado oficialmente en el Estadio Nacional. Ya con claridad de los equipos que lograron clasificar (la última etapa clasificatoria fue el sábado en Puerto Montt) y en la ceremonia se explicarán algunos detalles en relación a la prueba (ver infografía más abajo).

Uno de los detalles que quizás más llama la atención es la cantidad de cupos para participantes.
En esta edición de la Vuelta, se verán 90 ciclistas en competencia, repartidos en 15 equipos. El grueso serán atletas nacionales, pero también se espera presencia internacional. “La idea es que vengan uno o dos equipos desde afuera, especialmente los colombianos, que son los más destacados que tenemos en la región”, asegura.

La gran deuda, reconocen el la organización, esta en que por esta ocasión no contarán con una categoría femenina. “Es algo que nos hubiese encantado tener, porque además tenemos aquí a Paola Muñoz, que es reconocida a nivel internacional, pero se estará evaluando para futuras ediciones”, aseguran.

En su regreso, la prueba contará con cinco etapas y claro, la más difícil y pesada será la cuarta, en Farellones, la única que se mantiene desde las anteriores ediciones. “Es la etapa reina. No la quisimos cambiar por nada, porque es parte de la identidad de la Vuelta a Chile”, dice Marcelo. Ésta será la gran etapa de montaña, donde se verá a los mejores escaladores chilenos y extranjeros buscando la tricota blanca con puntos rojos, que vestirá al ganador.

Además, habrá otros cuatro maillot: el azul, será el color para el mejor de la clasficación general; el verde para el mejor en la clasificación por puntos; el amarillo para el líder en la categoría sub 23 y el rojo para el ganador cada etapa.

El evento, categoría 2.2 de la UCI, se celebrará entre el 11 y el 15 de octubre y contará con una transmisión vía streaming en las páginas web oficiales para que los amantes del ciclismo puedan seguirlo de cerca.

Los más nostálgicos echarán de menos, probablemente, la mítica ascensión a Portillo, antigua etapa reina del certamen, con sus 29 curvas perfectas en la cuesta de Los Caracoles, sus índices de desnivel de hasta el 13% y su final de etapa a más de 3.000 metros de altura.

Pero aunque el Tourmalet chileno no forme parte del recorrido esta vez, hoy la noticia es que La Vuelta está de regreso y que Chile se prepara para ella.

DEP ciclismo

Seguir leyendo