Las doce versiones de Pellegrini

@WestHamUtd

El Ingeniero vuelve a la Premier League a cargo de la banca del West Ham United. Un paso más en una carrera exitosa, que partió con un revés duro: el descenso con la U en enero de 1989. Ex pupilos, colaboradores y testigos de cada etapa de su trayectoria repasan su método y entregan detalles desconocidos de la relación del mejor técnico chileno de la historia con sus planteles.


 

Roberto Reynero (U. de Chile): “Le puso el pecho a las balas… fue inexperto”
“Le importaba mucho el grupo fuera de la cancha. Nos hacía cosas en la parte sicológica, porque mientras no estuviéramos bien de la mente, difícilmente podíamos rendir como debe ser en el fútbol. Se preocupaba integralmente del jugador. Incluso participaba en los lunes sociales o cuando hacíamos asados y al otro día, al entrenamiento. Tuvo la mala suerte de tener el descenso con la U en su hoja de vida, pero cómo sería de fuerte que no le repercutió en su carrera. Bajar fue tremendo, nos veíamos las caras y estábamos desenfocados, más de cuatro horas estuvimos en el camarín. Pellegrini dio la cara para responder, tuvo la grandeza de poner el pecho a las balas. Quizás fue inexperto, pero venía de una muy buena escuela, la de Fernando Riera”.

Hugo Bravo (Palestino): “Nunca le vi privilegios con nadie”
“De los técnicos que algo me dejaron, está Manuel. Fue una de las primeras veces que vi trabajar la presión coordinada. Que los equipos salieran jugando por los costados. En la parte humana, para él era tan importante el joven como el más consagrado. Nunca le vi privilegios con nadie. Potenciaba mucho el plantel. Tuvo a Vasconcelos, que había ganado cosas en Colo Colo y lo sacó. El mejor técnico que tuve, lejos. Se preparó para llegar donde está. Tenía mucho manejo de camarín y era súper profesional. Cuando un técnico trata igual a un joven como un consagrado, deja claro cómo es como persona. Decía que la familia era súper importante y que el fútbol era una condición que te llevaba a vivir mucho mejor. Hoy, todo me hace sentido”.

Juvenal Olmos (O’Higgins): “A Nelson Tapia le quitó la capitanía por repartir pizzas”
“Ese plantel estaba lleno de jugadores a los que les gustaba mucho el fútbol. Ugarte, Mardones, De Luca, Casanova, Tapia. Estudiaban qué hacían otros equipos, como el Milan de Capello. Nos hicimos adictos a la táctica. En los viajes, llevaba un bolso con revistas italianas, alemanas, inglesas. Había que pedírselas. ‘El crédito está abierto siempre que las devuelva’, decía. Se armaba una cuestión simpática. Se las devolvías y te pasaba otra. A Nelson Tapia lo sacó del equipo y le quitó la capitanía porque en un viaje a Concepción repartió pizzas en el bus y eso no estaba en la pauta de alimentación.Nos quería enseñar rigurosidad, disciplina, orden, respetar normas de convivencia. Recuerdo que hacía rondas de visitas antes de dormir”.

Mario Lepe (U. Católica): “Era obsesivo y detallista”
“Lo primero que hace es conocer bien a las personas. Siempre tiene un objetivo, que deben seguir todos en base al respeto, las capacidades, las aptitudes. Le saca provecho a cada una de las características del equipo.
No me gustan los técnicos muy amigos de los jugadores. Manuel no es de esos, pero igual conversaba mucho. A lo mejor no es amigo, ni se anda abrazando, pero habla mucho de fútbol. Recuerdo que era obsesivo y detallista. También, innovador y creativo. Estudia, lee y eso se nota en su labor. Con él hicimos trabajos que nunca antes habíamos realizado y que en los partidos nos dábamos cuenta de que servían. Siempre trabajó los partidos para ganarlos. Que tenga detractores y digan lo contrario, es otra cosa”.

Néicer Reasco (LDU): “Era serio, parco y, a veces, un poco juguetón”
“Destaco que en Liga Deportiva Universitaria tenía un cuepo técnico muy bien armado, con un PF que sabía mucho y con un ayudante, Fernando Díaz,que era el más cercano a nosotros. Que participaba más con el grupo. Era serio, parco y, a veces, un poco juguetón. Era un tipo estructurado. Se notaba la formación que tenía, porque nunca le escuchamos una mala palabra.

Su formación lo hacía distinto, más respetado. El presidente recalcaba mucho eso. Es un tipo muy educado. Yo, como era más chico, hacía lo que me decían. Los más grandes eran los que tomaban el manejo del grupo, como pasa en todos lados. Lo que más nos pedía en los entrenamientos y sobre todo en los partidos era que fuéramos intensos y precisos. Y así nos fue bien”.

Leonardo Rodríguez (San Lorenzo): “Le da importancia a la técnica”
“Fui campeón dos veces con él. Haber tenido a Manuel como entrenador ha sido un verdadero placer. Tuve la suerte de contar con entrenadores de muy buen nivel, como Lippi, a Prandelli, a Hitzfeld, Russo, Basile, pero tener a Manuel de entrenador fue un crecimiento, pese a que llegó cuando ya tenía 34 años. Fue un placer porque tiene una gran capacidad de manejo de grupo. Sin ninguna duda, esa es una de las cualidades que debe tener un entrenador. Por otro lado, tiene una buena metodología de trabajo, le da importancia a la técnica, al crecimiento individual. Culto, con valores, preparado. Es uno de los mejores entrenadores del mundo. En el mundo hay buenos como Ancelotti, Mou, Simeone, Zidane. Manuel está dentro de ese grupo. Es la realidad”.

Guillermo Pereyra (River Plate): “Fue pionero, nos hacía entrenar con la pelota”
“Fue un grandísimo entrenador, muy preparado e inteligente, con las ideas claras. Me marcó mucho, me enseñó y corrijió. Con él de técnico, fue uno de mis mejores momentos. Luego de haber salido campeón y finalista de Copa Sudamericana, me vendieron al Mallorca. Soy agradecido de Manuel y de todo lo que me enseñó. Tiene mucho mérito en el título de 2003. Teníamos un gran equipo con buenos jugadores y Manuel siempre ordenaba y daba la confianza para que cada uno rindiera de la mejor manera. Fue importante su gestión, sobre todo en el día a día. Siempre trabajó con balón, muy dinámico. Fue un pionero, porque antes no entrenábamos con pelota, pero con Manuel siempre estuvo integrada”.

Rodolfo Arruabarrena (Villarreal): “El conflicto con Riquelme llegó con IVA”
“Manuel es un técnico simple, sencillo, que maneja muy bien los conceptos y es muy claro al explicarlos. Trata de formar buenos grupos y buenos equipos y de que los entrenamientos sean con responsabilidad y alegría cuando se puede. Se preocupa por lo que le puede suceder al jugador fuera de la cancha. Es importante el manejo del grupo. Hay una cabeza que impone las reglas, las pautas. Manuel siempre fue claro en lo que quiso. Lo que llegó a Sudamérica del conflicto con Riquelme llegó con IVA. Hubo una discusión entre presidente, entrenador y jugadores. Punto. En el Villarreal se sabía el que mandaba. En este caso no fue la excepción. Fue un pequeño problema que se resolvió rápido y tuvo más repercusión en Sudamérica que en España.

Miguel Álvarez (periodista especializado en Real Madrid):  “En Madrid sigue generando controversia”
“Casi una década después, en Madrid el mandato de Pellegrini sigue generando controversia. Demostró su personalidad con decisiones muy audaces, como sentar a Raúl, el eterno capitán, o Karim Benzema, el fichaje predilecto del presidente. El equipo empezó mal y la eliminación en la Copa del Rey condicionó su gestión. Barcelona tomó una rápida ventaja en la Liga y el nulo rendimiento de Kaká más los problemas de integración de Cristiano lo complicaron. La eliminación en la Champions, ante el Lyon ahondó la crisis. El juego de ese Madrid se parecía bastante al exigido por la hinchada. Entre enero y mayo, obtuvo 18 victorias en 19 partidos. El único tropiezo fue en el Clásico. Parte de la afición reclamó su permanencia”.

Wellington (Málaga): “Todo lo que diga de Manuel será poco”
“Los recuerdos de Manuel Pellegrini fueron los mejores. Disfrutamos por los campos de Europa y nos faltó poco para llegar a la gloria. Todo lo que diga será poco, pero por donde ha pasado ha dejado huella y siempre ha demostrado su conocimiento del fútbol y, lo más importante, de saber manejar a un vestuario. También tiene la felicidad de contar con personas capacitadas y fieles que le ayudan y le seguirán ayudando.
Su experiencia le ayuda mucho para llegar al jugador. Hace las cosas sencillas, pero objetivas. Procura anular al rival, sin dejar de buscar la portería contraria.
Entrenadores como Pellegrini suelen ir a equipos que les presentan proyectos ambiciosos. El Málaga fue uno de ellos. West Ham debe ser parecido”.

Aidan Magee (periodista especializado en Manchester City): “Si sus conferencias eran aburridas, su equipo no”
“Comenzó bien. Convirtió al City en un equipo formidable, que alcanzó los 100 goles en todas las competiciones. Ganó la Premier y la Copa de la Liga. La siguiente temporada fue inconsistente. Pierden siete veces cuando el Chelsea ganó la Premier, pero llegan a octavos de final de la Champions. Si sus conferencias de prensa eran aburridas, su equipo no lo era. En su última temporada, Pellegrini recibió elogios por liderar al equipo a su primera semifinal de Champions, pero en la Premier su fracaso a manos del Leicester llevó a cuestionar su futuro. Se anuncia a Guardiola y eso precede al colapso. Se fue como una figura clave en la historia reciente del Manchester City y será recibido con cariño cuando regrese al Etihad con West Ham”.

Héctor Pinto (su ayudante en el Hebei Fortune): “Los chinos lo respetaban muchísimo”
“Fue una tremenda experiencia, muy rica. Es una de las personas que se caracterizan por el manejo del grupo, tener buena relación con los jugadores. Los futbolistas chinos son muy comprometidos y respetuosos. Ellos saben lo que significa Manuel y lo veían así, como alguien consagrado. Sabían y conocen todo lo que había hecho, lo respetaban muchísimo, porque es una persona que conoce y trata de mantener un buen entendimiento con todos. Sentían gran admiración por lo que entregaba. Pedía harto en lo táctico, porque es una persona que le gusta el buen fútbol. Trataba de que elaboraran bien el juego y hacerlo ordenado, con buena actitud. También, pese al idioma, que hubiese buena amistad entre los jugadores, eso les inculcaba ”.

Seguir leyendo