Las marcas que elevan la leyenda de Esteban Paredes

Con los goles que le anotó a Bolivar, el delantero de Colo Colo batió el registro de Chamaco Valdés en la Libertadores. Ahora va por su récord en el torneo nacional.


Esteban Paredes es una leyenda de Colo Colo y del fútbol chileno. Cada actuación suya termina por ratificarlo. En el partido de anoche ante Bolívar, por la Copa Libertadores, el Tanque volvió a inscribir su nombre en los registros de los albos en el torneo. Dos goles suyos sirven para alimentar la ilusión de avanzar a la próxima ronda del certamen continental. O, al menos, para llegar con vida al partido frente a Atlético Nacional.

El delantero de 37 años pulverizó nuevos registros. Con su actuación frente a la escuadra boliviana, Paredes alcanzó los 22 tantos convertidos en la Copa Libertadores. Con esa cifra, supera a Francisco Valdés, quien marcó 20 conquistas en el torneo continental. También logró su gol número 178 con la camiseta del Cacique.

“Me siento orgulloso de poder pasar a Chamaco, uno de los grandes ídolos de Colo Colo y de Chile. Esperamos que podamos clasificar, que es lo más importante”, dijo el artillero después del duelo ante Bolívar. También reaccionó a las palabras del presidente de Blanco y Negro, Gabriel Ruiz-Tagle quien, eufórico por el triunfo, propuso levantarle una estatua. “Hay otros jugadores que merecen una estatua. Están Caszely, Chamaco, los de la Copa Libertadores. Agradezco las palabras de los hinchas, pero todavía estoy jugando y espero seguir dándole alegrías al pueblo colocolino y a mi familia”, sentenció.

De paso, aprovechó para responderles a los críticos de los albos. “Nos daban por muertos, nos criticaron bastante… Que el Mago, Pájaro o yo no servíamo en el ámbito internacional y demostramos lo contrario. Trabajamos a diario para sacar adelante esto. Nos vamos a ir a jugar la vida a Colombia”, afirmó.

El ariete aún tiene más cosas por lograr. A nivel local, va otra vez por un récord de Chamaco. Tiene 202 goles en Primera División, trece menos que el exmediocampista, el máximo anotador de la historia en el fútbol chileno, con 215.

 

Seguir leyendo