Everton

Lobos vuelve al paredón

Foto: Agencia Uno.

El criticado portero de Everton pide perdón a sus compañeros tras el error ante Caracas. Vitamina Sánchez define hoy si lo saca del equipo ante Audax.


Eduardo Lobos no logra levantarse. Lo intenta, pero siempre termina sucumbiendo. Pareciera que el estricto régimen alimenticio al que se sometió durante las vacaciones o el entrenamiento particular que realiza después de cada jornada en el CDE, no le valen de nada al momento de justificar sus errores ante los hinchas de Everton. Ante Caracas, por la Copa Sudamericana, el portero formado en Colo Colo cometió un grave error al perder el balón cuando intentó salir jugando con los pies. Por su culpa, el adversario marcó el 1-1 parcial del partido que finalmente acabó 1-2 en favor de los llaneros.

Lobos vuelve a estar en la mira. Todos los dardos apuntan a su nuevo error. Pero fiel a su estilo, el guardameta asume su error. En su rostro es evidente el dolor que le provoca el cuestionamiento público que recibe. Acompañado de su hija, siempre en sus brazos, se retiró del estadio Sausalito sin dar explicaciones. Eso sí, minutos antes, en el camarín ofreció disculpas a sus compañeros. Fueron aceptadas. El ex seleccionado chileno es uno de los futbolistas que más aprecian en el plantel, ya que constantemente está preocupado por cualquier detalle que altere la normalidad del equipo: “Cuando se lesiona alguien, Eduardo es el primero que está preguntando. Acá lo bancamos a muerte”, dicen desde el plantel Oro y Cielo.

Ayer, en la práctica matutina, en el que sólo se realizó un trabajo regenerativo, el silencio abundó en el plantel. No hubo tiempo para bromas, menos para analizar el partido.

Lo que sí está claro es que Vitamina busca cuidar a Lobos. No quiere exponerlo, sabiendo que todas las miradas estarán puestas este fin de semana en él, en la visita del cuadro viñamarino a Audax Italiano, en Rancagua. Ante tal escenario, el técnico argentino estudia la posibilidad de no considerarlo para el enfrentamiento. Hoy, en la práctica de la mañana, Vitamina terminará decidiendo si finalmente termina alineando al portero suplente, Leonardo Figueroa: “¿Si Lobos puede ser suplente? Es una posibilidad, lógico. Hay una competencia entre los porteros y todos corren con las mismas posibilidades, pueden aparecer (los suplentes) en estos momentos”, comentó Vitamina, luego de la caída ante Caracas.

Uno que conoce bien a Lobos es Julio Rodríguez, su formador en Colo Colo. Al ser consultado por La Tercera, el que también preparó a Claudio Bravo en las inferiores recuerda el trabajo especial que realizó con el portero de Everton. “Siempre me preocupé del juego de los pies. Siempre vi el fútbol moderno y era necesario tener esa cualidad, especialmente en equipos grandes. Lobos lo trabajó mucho, es un tipo que sabe jugar bien con los pies”, recuerda el ex trabajador del Cacique.

El error ante Caracas, sin embargo, Rodríguez se lo atribuye al juego colectivo del equipo. De igual manera, no quiere restarle culpabilidad al que hoy todos apuntan: “Cuando le llega el balón a Eduardo, él debe tener claro dónde debe jugarlo. Los defensas de Everton no le dieron opción. Ningún defensa se abrió y no tuvo cómo salir de la situación. A eso se le suma que, lamentablemente, el control que hace Eduardo no fue bueno. Después, la única alternativa fue tratar de sacárselo y el riesgo ya era demasiado alto. Fue todo una lástima, pero ese es el riesgo del juego de Vitamina. A Everton le gusta salir jugando siempre desde el fondo, y eso es mejor que andar a puro pelotazo”, agrega. “Sicológicamente, Lobos es muy fuerte. Él también es una persona súper autocrítica y debe estar cuestionándose todo. Yo, si fuese su preparador de arqueros, conversaría con él para saber si tiene algún problema personal. Si me dice que está todo en orden, lo haría jugar igual. Es en estos momentos cuando más confianza necesita”, cierra.

Seguir leyendo