Los atacantes sacan la cara

Vargas y Sánchez le dieron vida a un equipo que estuvo al borde del abismo. Los laterales otra vez estuvieron al debe, tanto en defensa como en ataque.

Eduardo Vargas
No había dado señales de vida en el partido hasta que asomó en el corazón del área para abrir la cuenta tras asistencia de Valdivia. El posterior festejo, mandando a callar a la gente, sólo confirma su inmadurez, más preocupado de cobrar cuentas que de mejorar su rendimiento. Después, volvió a naufragar dentro de un andamiaje ofensivo que no se mostró aceitado.

Jorge Valdivia
A esta altura de su carrera no se le puede exigir absoluto protagonismo. Sobre todo después de tanto tiempo lejos de la más alta competencia. Pero con chispazos como los de ayer, uno de los cuales le valió un gol a Chile, parecen bastar para resolver todos los problemas de un equipo nervioso desde el juego. Su salida, para muchos inexplicable, casi le cuesta caro a la Roja, que por algunos segundos se vio afuera del Mundial.

Eugenio Mena
Sufrió con la velocidad de los ecuatorianos. Dejó mucho que desear defensivamente, pero quedó aún más expuesto cuando apareció en ataque. No supo resolver una sola jugada de buena manera, desperdiciando incluso un mano a mano con el portero visitante tras gran asistencia del Mago.

Francisco Silva
Nunca pudo darle una salida clara al equipo. Entre los pocos espacios que daba Ecuador y una mala toma de decisiones, el Gato no se transformó en la aduana que necesitaba Chile, lo que obligó a Valdivia muchas veces a tener que retrasarse más de la cuenta. Pudo ganarse la tarjeta roja por un planchazo en el segundo tiempo. Jugó siempre al límite, preso muchas veces de estar mal ubicado.

Alexis Sánchez
No habrá sido su gol más bonito con la Selección. Seguramente, uno de los más cómodos desde la definición. Pero la conquista ante Ecuador bien puede valer un pasaje a Rusia o al menos al repechaje. Nunca pareció cómodo en el partido el delantero, confirmando su estado irregular en Inglaterra. Pero entre tantas malas en el último tiempo, no cabe duda que este gol puede cambiar la historia de la Roja en las Eliminatorias.

Pablo Hernández
Muchas veces criticado por una aparente indolencia en la cancha, el Tucu esta vez dio un gran muestra de amor por la camiseta. Pese a la lesión que le impidió estar en la cancha el fin de semana pasado con su club, viajó y se puso a las órdenes del técnico. Regaló sudor y sobre todo claridad en el juego cuando el equipo comenzó a ceder ante el cansancio y la presión. Con las ausencias de los habituales titulares en Brasil, el mediocampista del Celta se transformará en pieza clave.

Arturo Vidal
Difícilmente podrá olvidarse de la amarilla que recibió en pleno segundo tiempo, que lo margina del encuentro ante Brasil. No descollaba en la cancha, pero intentaba sobresalir dentro de un equipo a ratos demasiado nervioso. Algo impreciso con el balón en el comienzo, tardó en entrar en sintonía con Valdivia. Extrañó a sus habituales socios en el mediocampo. Aquello significó que nunca estuvo cómodo encajonado como volante derecho. Su mejor aparición fue aquella milagrosa recuperación sobre el final, que originó el gol de la victoria de Sánchez.

Mauricio Isla
Perdió la marca de Romario Ibarra en el empate parcial ecuatoriano. Imperdonable cuando se está ganando a falta de pocos minutos para el final. Segundos antes, no había podido culminar de buena manera un ataque encabezado por Sánchez. Como viene ocurriendo en los últimos años, sigue sufriendo demasiado a la hora de culminar los ataques por su costado.

Gary Medel
Pese a los pocos ataques visitantes, nunca pudo imponer respeto en el fondo. La fortaleza física de los ecuatorianos lo sobrepasó a ratos. En el gol de Romario Ibarra quedó descolocado producto de la feble marca sobre el costado de Mena.

Claudio Bravo
Poco trabajo para el capitán chileno. Nada que hacer en el gol ecuatoriano. Se desahogó como un niño con el gol del triunfo de Alexis Sánchez. Ahora, tendrá que mostrar todo su linaje en Brasil, donde seguramente estará ante el mayor desafío de su carrera.

Gonzalo Jara

No cometió errores significativos. Sí con el balón no pudo ser claro desde la salida, regalando varios balonazos sin destino claro.

Felipe Gutiérrez

Sólo Juan Antonio Pizzi sabe por qué entró en un momento tan delicado del partido, por sobre otros futbolistas con más presencia en estas eliminatorias. Pudo ser el héroe antes que Sánchez, pero su remate fue desviado por el portero. El rebote le quedaría mansito al tocopillano.

Seguir leyendo