Los cinco triunfos inolvidables

Ayer se cumplieron 20 años del amistoso más importante en la vida de la Selección, la victoria 0-2 en Wembley ante Inglaterra. Un capítulo capital en el trayecto de la Roja.


El recuerdo es imborrable. Podrán pasar meses, décadas, jugadores y hasta dirigentes, pero los goles de Marcelo Salas en Wembley seguirán en la memoria de millones de chilenos. Ningún programa deportivo se cansará de repetirlo. Ayer, hace 20 años, la Roja comandada por Nelson Acosta se anotaba con una histórica victoria ante Inglaterra, por 0-2, en un duelo que sacó portadas en todo el mundo. El debut de Michael Owen, con apenas 18 años, y que se transformara en referente inglés con el pasar de las temporadas, quedó en sólo una anécdota tras la memorable actuación de aquel equipo que se preparaba para el Mundial de Francia 1998.

Los flashes no se cansaban de buscar a Marcelo Salas, la gran figura de aquella fría noche. Todos querían un retrato del 11, quien anotó las dos cifras del encuentro. Primero con una exquisita amortiguación con el muslo izquierdo, para luego definir con el mismo pie y posteriormente con la anotación desde los 12 pasos. Silencio absoluto en Wembley, que tenía como contraparte una fiesta desatada en Chile.

Durante años, aquel partido se enmarcó como una de las grandes gestas de la Selección. Sin embargo, con el pasar de los años, fue perdiendo trascendencia.

Alberto Quintano, ex central de la Roja, y que estuvo presente en Wembley en su calidad de gerente técnico de la Selección, pide calma a los eufóricos que ponen a ese encuentro dentro de los más destacados del país. “Todos los partidos tienen un grado de importancia. Ese encuentro fue clave porque se venía un Mundial encima y se ratificó que algo bueno se podía hacer en Francia. Pero era un partido amistoso, y nunca esos encuentros se pueden comparar a uno oficial”, comenta el participante del Mundial de Alemania 1974.

La victoria de la Roja ante Yugoslavia, en el Nacional, y que la ubicó tercera del Mundial de Chile 1962, gana adeptos como fecha mayor del fútbol chileno. “Conseguir el tercer lugar fue algo muy importante para nuestro país. Un Mundial no se compara con nada. En ese torneo nadie creía en la Selección, pero luego de ganar a Rusia en Arica todos empezaron a ponernos fichas”, recuerda Sergio Navarro, capitán de ese histórico equipo.

Su compañero, Humberto Chita Cruz es más categórico: “En esa final con Yugoslavia jugamos ocho futbolistas casi todo el partido. No se podían hacer cambios. Campos se desgarró, mientras que Jorge Toro y Manuel Rodríguez también tuvieron que salir por problemas físicos. Corrimos por la camiseta, por Chile. Si usted supiera todos los improperios que nos decíamos para que ninguno de nosotros caminara en la cancha…”.

La obtención de la Copa América 2015 también está grabada. ¿Es la final ante Argentina, definida en la serie de penales, es el capítulo mayor de la Selección? “Sin duda que es muy importante. Conseguir la primera Copa América para un país es algo muy maravilloso. Aquel encuentro siempre será recordado”, dice el mundialista Elías Figueroa.

Hay otra cita mágica de la Selección, aunque más simbólica que de presencia en la vitrina: la victoria ante España, campeón vigente, en el Mundial de Brasil 2014, por 2-0. Otro hito que atribuir a la generación dorada: “Ganarle a España fue espectacular. Ese partido está dentro de los más importantes. Se le ganó a un campeón del mundo, pese a que esa generación española ya venía en baja”, asegura el ex seleccionado Ricardo Rojas, quien aporta otro día especial: “Otro partido inolvidable es la victoria por 3-0 a Brasil, en el Nacional, por las eliminatorias a al Mundial 2002. Jugamos un partido perfecto”.

Histórico también fue el primer triunfo oficial ante Argentina, por las clasificatorias a Sudáfrica 2010, en la era Bielsa. Un gol de Orellana puso fin a un triste historial ante los transandinos. “Un partido increíble. El mismo técnico argentino, Alfio Basile, dijo que nosotros parecíamos 14 jugadores en la cancha. Ese partido demostró que podíamos hacer cosas importantes. Esa victoria es histórica porque la Selección demostró que estaba para grandes cosas”, asegura Pablo Contreras, defensor en aquel encuentro.

¿Cuál es la fecha más importante de la selección chilena? Ayer se cumplieron 20 años de una victoria inolvidable. Entonces fue considerado el día mayor. Aunque sólo por imagen, sin premio al fondo. El amistoso más importante de la historia roja. Un trayecto escrito con seis partidos inolvidables.

Seguir leyendo