Manchester United gana a Chelsea pero Alexis no brilla

Reuters

Los Red Devils derrotaron 2-1 al Chelsea en Old Trafford. El chileno jugó 80 minutos y se le vio incómodo.


El United se adjudicó el trascendental duelo frente al Chelsea por 2-1. Alexis jugó la mayoría del tiempo en la posición de enganche, donde se le vio incomodo e impresiso. Cuando subió el nivel, Mourinho decidió defenderse y sacar al chileno. El triunfo deja a los Red Devils en segundo lugar de la Premier.

El encuentro frente al Chelsea se sitúa momento más duro en cuanto a críticas desde que Alexis llegó a Manchester. Individualista, tímido y sindicado como culpable por desbalancear al equipo, fueron algunos de los reparos que hizo la prensa inglesa luego del partido frente al Sevilla por la Liga de Campeones. Según estadísticas vertidas ayer por La Terceradesde que cambió de equipo ha sido menos protagonista, tanto por algo individual como la forma en que juegan los Red Devils. Es evidente y se ha visto poco participativo.

A pesar del momento, su mayor defensor es José Mourinho, quien ha valorado la labor sin pelota del chileno. Para este trascendental duelo lo confirmó como titular, pero en otra posición. Alinearon con un 4-3-1-2, donde Alexis tomó posición detrás de los delanteros, justamente para participar más en el juego y llegar de frente al arco. Otros cambios fueron Pogba en desmedro del lesionado Ander Herrera y Martial en vez de Juan Mata. En la otra vereda estaba el poderoso Chelsea, el equipo que más veces le ha ganado al United en Premier. Los dirigidos por Conte volvieron a la calma luego de una seguidilla de malos partidos y en la semana venían de empatar frente al Barcelona. El duelo

El clásico comenzó mejor para los blues, quienes taparon la salida del Manchester con una presión alta y dominaron el balón los primeros minutos de juego. Los dirigidos de Mou esperaban con paciencia para dar la estocada a través del contragolpe, fieles al estilo del portugués. A pesar del cambio táctico, el chileno se veía incómodo, poco participativo y a veces muy retrasado. De hecho, fue común verlo junto a Matic, lo que hizo que en varios ataques no fuera opción de pase.

Los Red Devils comenzaron a controlar las acciones.  A los 27′, llegó la primera chance para Alexis, luego de un desborde de Martial el chileno controló y remató débil a las manos de Courtois. En el mejor pasaje del Manchester, llegó una contra letal comandada y definida por Willian (32′) con un potente disparo. La respuesta de los rojos fue casi inmediata y con participación del chileno en la acción del empate. Matic tocó para Alexis, quien filtró para Martial y este tocó para la entrada de Lukaku. El goleador definió de zurda (37′). Una triangulación perfecta. Una de las pocas participaciones en ataque de Alexis y paradójicamente posicionado donde Mou lo ubicó.

El complemento inició de forma distinta. Los Red Devils se posicionaron más adelante y lograron dominar de mejor forma el balón. No solo esperaron y salieron del libreto de Mou. Los primeros minutos se le vio muy incómodo a Alexis, quien parece no disfrutar la posición de enganche. Perdió varios balones de fácil pase y se le vio muy impreciso. A los 64′ ingresó Lingard por Martial. Este cambió repercutió tanto en el nivel como en el posición del chileno, quien se ubicó junto a Lukaku. Pasaron tres minutos y Alexis entró en juego: le cerraron los caminos y se las rebuscó para lanzar un centro perfecto a Lukaku quien remató de tijera. Casi para el Manchester. La imprecisión de Alexis parecía acabarse, tocaba de primera, pedía la pelota y se posicionaba donde hace daño. Este auge en lo individual se combinó con el grupal y a los 75′, tras centro de Lukaku, Lingard conectó de cabeza para el 2-1.

 

El partido de Alexis llegó hasta ahí, justo cuando hacía más daño. Es que el manual de Mourinho es inquebrantable y hay que proteger con garras la ventaja. A diez del final lo remplazó el zaguero central Bailly. Se instaló el bus y volvió a dar resultado. El Manchester asegura el segundo lugar de la Premier y el chileno sigue en duda. Lo que sí, su posición debe ser en la zona de ataque y no de enganche.

Seguir leyendo