Archivo de Chomsky

Un espacio para recordar a las grandes figuras del fútbol chileno que engalanaron las canchas de nuestro país.

Chomsky

Mandrake, el Mago


La portada de la revista El Gráfico lo describió así: “El balón es siempre su amigo y como tal lo trata”. Walter Antonio Jiménez de Simone nació en Santiago del Estero, Argentina, el 25 de mayo de 1939 (cumplió 78 años). Medía 1,76 metros y pesaba 70 kilos. Se inició como centrodelantero en el Club Mitre y en 1958 pasó a Independiente de Avellaneda, donde fue campeón en 1960. Con Argentina ganó la medalla de oro en el Tercer Panamericano de Fútbol de San José, Costa Rica, en 1960. Por la selección jugó nueve partidos y marcó dos veces.

Con la llegada de Jiménez, Colo Colo interrumpió su política de dos décadas de no ocupar jugadores extranjeros. En 1963 los albos dieron la vuelta olímpica y desde entonces poseen los registros históricos de la delantera más goleadora (103 conquistas) y el máximo artillero (Luis Hernán Álvarez, 37). En el Cacique disputó 101 encuentros y convirtió 31 tantos entre 1963 y 1966.

“La mayoría de ese equipo de Colo Colo era gente muy seria: el arquero Misael Escuti, el Huaso Lepe, Mario Ortiz, Mario Moreno, Luis Hernán Álvarez, Bernardo Bello… El único forajido era el Chita Cruz, mientras que el Cua-Cuá Hormazábal era un palomilla, siempre haciendo bromas”, dice.

Más tarde actuó en Audax Italiano (1967), Palestino (1968) y Deportes Concepción (1969).

“En Audax Italiano tuve ocasión de jugar con Carlos Reinoso, quien ya insinuaba el futbolista importante que sería, el que hizo un carrerón en México. En Palestino, conocí al Chocolo Ramírez. Y en Concepción, donde no me acostumbré al clima lluvioso, al Pata Bendita Castro, quien le pegaba con un fierro a la pelota”.

¿Quién fue su ídolo? “Alcancé a ver al Charro Moreno. Después, el uruguayo Walter Gómez. Era completo, goleador, un pique sensacional, cabeceador…”

¿Un gol inolvidable? “A Uruguay en la cancha de River, una cachetada justa desde fuera del área y la pelota quedó clavada en el caño que sostiene la red, a la izquierda del arquero Maidana (agosto de 1960). Por Independiente en Mar del Plata hice uno increíble. En la derecha desbordó Bernao y tiró el centro, me arrojé en palomita, la pelota se desvió en el hombro de un zaguero y le pegué con los dos tacos, como el alacrán de René Higuita. Rebotó en el travesaño y en el piso dos veces y se metió”.

¿Sus mejores actuaciones en Chile? “Cuando le ganamos al Ballet Azul de Universidad de Chile (2-0 en junio de 1963) y las victorias internacionales sobre el Santos de Pelé (dos veces en 1964: 3-2 el 28 de febrero y 3-1 el 7 de octubre), el Dukla de Checoslovaquia (3-2 en julio de 1965) y la Unión Soviética (3-1 en diciembre de 1965), y le señalé un tanto a Lev Yashin, la Araña Negra”.

¿Colo Colo-Real Madrid en la despedida de Misael Escuti (agosto de 1965)? “Anoté un gol de cabeza tras un centro de tiro libre de Chamaco Valdés en el que anticipé en el área chica. En Santiago del Estero yo había sido basquetbolista y por eso me elevaba bien, además de intuir dónde iba a caer la pelota. Perdimos 4-2 y Colo Colo usó una camiseta negra con una banda blanca en diagonal (como la de Vasco da Gama). En el Real Madrid actuaron Puskas, un gordito que le pegaba con un latigazo a la pelota, y Gento”.

¿Una anécdota? “Colo Colo festejó su título 1963 con Independiente en Avellaneda, empatamos 2-2 y el puntapié inicial lo dio el actor de cine italiano Vittorio Gasmann”.

Mandrake se halla en Santiago: “Vine a celebrar en el Estadio Español mi aniversario de matrimonio con Mónica. Son 50 años de casado”.

Seguir leyendo