Mario Salas y su declive en la UC: “Quizás faltaron refuerzos, gente que llegara con otro espíritu”

Autor: La Tercera

El DT se refirió a su salida del club cruzado. "Se estaba generando una situación muy fuerte. Creo que fue la decisión correcta", expresó.


Mario Salas sonríe en sus primeros días como entrenador del Sporting Cristal. En Perú, el estratega ha encontrado otra vez la motivación tras dejar la Universidad Católica a fines de 2017, después de un año para olvidar a la cabeza técnica del equipo precordillerano. Ha pasado el tiempo, pero el viñamarino sigue analizando su salida de Las Condes, asegurando que por malo que fuera su último período, éste le dejó enseñanzas valiosas para el futuro. “El declive que vivimos es lógico. Innovar y reinventarse en el triunfo es clave. Es algo que aprendí. Veamos la historia: veníamos de un tiempo con una mochila muy cargada de segundos lugares y mucho derrotismo. En 2016 ganamos el bicampeonato, llegamos al máximo. Hubo una especie de desahogo, de vivir este triunfo. Después, la Copa Libertadores nos mantiene la motivación arriba. Pero después, sin torneo internacional, nos costó mucho saber cómo mantener esta reinvención”, aseguró el DT.

“Fallamos en encontrarle la tecla de motivación a los jugadores. Lo intentamos, pero no pudimos. No tuvimos la claridad para hacerlo”, agregó, en tono más autocrítico, en una entrevista con el Canal del Fútbol. “Nosotros pensábamos que había que innovar para mantenernos arriba, pero no tocamos la tecla justa. Eso nos llevó a los malos resultados”, aseguró.

Sobre las detonantes del bajón, el otrora entrenador de Huachipato fue enfático. “El tema es, como dije, la renovación en el éxito. Quizás faltaron refuerzos. Quizás necesitábamos gente que llegara con otro espíritu u otra hambre, que pudiera contagiar. El 2017 es un año que nos sirvió mucho como cuerpo técnico”, dijo.

De todas maneras, el adiestrador tiene otros argumentos para explicar su salida. Además de los malos resultados, la relación con la hinchada, que sobre el final de su estadía en el club ya no lo toleraba, fue otro factor determinante a la hora de su adiós. “Mi salida del club fue por lo que se estaba generando, por ejemplo, con la hinchada. Creo que fue una buena decisión. ¿Qué pasaba si seguía y perdía los tres primeros partidos del torneo?”, inquirió. “Hay situaciones en las que la dirigencia debe decidir. Se estaba generando una situación muy fuerte. Y hay que tener coraje para sostener eso. No digo que la dirigencia de la UC no tenga coraje, pero a veces se opta por la razón y creo que fue una buena decisión”, explicó.

En tanto, abordó también su relación con el plantel cruzado y, en específico, con Cristian Álvarez, capitán del equipo y crítico del técnico. “Soy un tipo que siempre manifiesta todo de frente. Puedo agradar o no, pero valoro el hecho de decir las cosas como son. Con Cristian teníamos diferencias de ver el fútbol, pero por mi lado me hubiese encantado seguir contando con él. Por lo que aporta en el camarín. Es el corazón de la UC”, declaró. Aunque añadió que las diferencias con el experimentado defensor “eran de apreciaciones, de forma de ver el fútbol. De la forma de plantear partidos. A mi me encanta que el jugador cuestione y piense. Eso enriquece. Cristian, además, lo expone. Y eso me parece espectacular. Bienvenidos los jugadores que piensan”, destacó.

Finalmente, expresó que el tema de los refuerzos es importante en el club cruzado ya que “evidentemente la UC tiene un presupuesto menor que Colo Colo y la U. Es lo que viví. No sé cómo será ahora. A veces las inversiones cambian. La UC está por debajo de Colo Colo y la U económicamente. No hay ninguna discusión sobre eso”, sentenció, pese a que, según su criterio, Ni Voborir ni Silva fueron un error… Les pudo ir bien o mal. Pero el compromiso de ellos fue total”, culminó.

 

 

 

 

Seguir leyendo