Marit Bjoergen se convierte en la deportista más laureada de los JJ.OO. de Invierno

Autor: EFE

Marit Bjoergen (derecha) recibe el relevo de su compañera de equipo, Maiken Caspersen. Foto: Reuters.

La fondista noruega consiguió el bronce en el sprint por equipos en estilo libre y llegó a las 14 preseas en su palmarés.


Con la medalla de bronce lograda este miércoles junto a su compatriota Maiken C. Falla en el sprint por equipos en estilo libre, la fondista noruega Marit Bjoergen pasa a ser la deportista más laureada en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno, con un total de 14 metales.

La legendaria fondista de Trondheim, de 37 años, había igualado el pasado 17 de febrero las trece preseas olímpicas de su compatriota Ole Einar Bjoerndalen, “el rey del biatlón”.

Este miércoles dejó atrás su récord, al establecer un nueva plusmarca con su medalla número 14 en Juegos Olímpicos.

La hazañosa Marit Bjoergen restó protagonismo a las estadounidenses Kikkan Randall y Jessica Diggin y a las suecas Charlotte Kalla y Stina Nilsson, quienes fueron primeras y segundas, respectivamente.

Con su tercera posición, Marit Bjoergen se aseguró un lugar preeminente en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno.

En PyeongChang suma cuatro medallas: un oro en el relevo 4×5 kilómetros, una plata en el skiatlón sobre 15 kilómetros (7.5 en estilo clásico y 7.5 en libre) y dos bronces, el mencionado en el sprint por equipos y en la prueba de 10 kilómetros en estilo libre.

La reina del esquí de fondo, campeona del mundo en 18 ocasiones, empezó a escribir su brillante historial mucho antes, en Salt Lake City (Estados Unidos) en el año 2002. Entonces se colgó la medalla de plata en el relevo 4×5 kilómetros.

Cuatro años más tarde, en Turín (Italia), fue segunda en la prueba de 10 kilómetros en estilo clásico.

En Vancouver 2010 brilló con tres oros (en sprint, en el skiatlón y en el relevo), una plata (en los 30 kilómetros en estilo clásico) y un bronce (en los 10 kilómetros en estilo libre).

En Sochi 2014 pisó en tres ocasiones el primer cajón del podio para recoger el oro en la prueba de 30 kilómetros en estilo libre, en skiatlón y en la persecución por equipos.

En PyeongChang se confirmó como la deportista más laureada en la historia de los Juegos invernales, con cuatro preseas más. El récord, de catorce, le pertenece desde este miércoles.

Seguir leyendo