Nicolás ya da guerra

La revelación de la cantera laica es un debate para Azul Azul. No quieren fijar una cláusula de salida por su pase, pero su agente se opone.


El segundo gol de la U de Chile, con el que selló la victoria en el partido de ida por la semifinal de la Copa Chile (2-0), frente a Antofagasta, se celebró a rabiar el miércoles en el Estadio Nacional. Fue un tiro curvado al ángulo izquierdo, después de encarar y acomodarse para encontrar el mejor perfil. La ejecución fue perfecta, con clase, obra de un juvenil que recién ésta temporada apareció en las nóminas del primer equipo azul: Nicolás Guerra.

El festejo fue especial, pues ese gol fue la segunda conquista del delantero de 18 años -a quien Hoyos llama Kun, pues cree que su estilo es similar al del delantero argentino- consiguió durante la temporada, confirmando la apuesta a la que Guillermo Hoyos y el directorio azul apelaron en julio, donde era una de las cartas para la rearmada delantera universitaria.

Su nivel no es un secreto. Por eso es que en el club azul ya buscan la forma en que permanezca durante varias temporadas y evitar así un escenario similar al que se vivió con Felipe Mora, quien partió al Cruz Azul tras conseguir el campeonato pasado.

Su agente, Sergio Gioino, es quien quiere fijar una cláusula de salida para el atacante, decisión a la que el club, por ahora, se opone. En cambio, Azul Azul busca concretar lo antes posible un contrato con Guerra, asegurando sus goles por un par de temporadas más.

Guerra, lejos de las pujas por su pase, se dedica sólo a trabajar. El directorio, Hoyos y el plantel lo protejen para evitar su sobreexposición mediática. Le prohíben dar entrevistas individuales, pues creen que aún le queda mucho por madurar.

“Esto no es nada, pues debo seguir trabajando con mucha humildad y en silencio para poder seguir demostrando en la cancha”, dijo el miércoles a CDF, tras la victoria. Esa madurez, esperan, llegue en la U.

Seguir leyendo