Oblak contiene al Madrid

Autor: Daniel Bustos

Oblak, en una de sus intervenciones.

Con el Barça tan lejos en la tabla, lo que se discutía era más bien simbólico, el segundo puesto y el orgullo del vecindario.


Se notó demasiado que el derby no ponía mucho en juego. Con el Barça tan lejos en la tabla, lo que se discutía era más bien simbólico, el segundo puesto y el orgullo del vecindario. Y eso conservó entretenida una contienda que recibió, eso sí, muchos mensajes de desconsideración. Zidane dejó titulares en el banco y conservó en la cancha a Cristiano sólo una hora. Simeone salió con todo, pero a los 70’ mandó a la ducha a Diego Costa y siempre demostró, más allá de lo que dijera luego, que el empate le valía. De hecho, el 1-1 final le afirma en la segunda plaza de la clasificación.

Aunque eso más bien se lo debe a Oblak, otra vez providencial bajo palos. Le sacó dos claras a Cristiano, una a Varane y otra al final a Ramos en un libre directo. Keylor Navas también se lució con imposibles, especialmente en un tiro a bocajarro de Koke.

No pudo el arquero esloveno con la prodigiosa volea con la que Cristiano abrió el marcador (52’), tras un centro de Bale. Pero la felicidad apenas le duró al Bernabéu, ya que Griezmann empató cinco minutos después tras una buena jugada colectiva.

El Madrid atacó, el Atlético se defendió, ambos equipos reclamaron jugadas polémicas y finalmente todo siguió igual. Con el local tercero, el visitante segundo y el Barça, en la distancia, calculando cuando se proclamará oficialmente campeón.

Seguir leyendo