El oro se renueva

Con un solo titular del cuarteto que se proclamó campeón en 2015, Chile defiende su corona en el Mundial de Australia que arranca este viernes.

En el camino al título del Mundial de Polo de 2015, ganado en calidad de local, José Miguel Pereira (4) fue el guardián de la defensa, Felipe Vercellino (4) el goleador y la principal estrella, Ignacio Vial (4) el capitán y el juvenil Mario Silva (2) el autor del dramático gol de oro final. Este año, Chile defenderá su corona con un nuevo rostro. Sólo Pereira sigue como titular.

A partir del debut ante Nueva Zelanda, el 22 de octubre, la Roja del polo se presentará en Sidney, Australia, con José Ignacio Martínez (2), José Rafael Zegers (5), Andrés Vial (3) y José Miguel Pereira (4) por su segundo título seguido y el tercero de su historia.

“En ese tipo de torneos siempre hay cambios, porque suben los hándicaps y eso desordena el equipo, y vienen nuevos jugadores de proyección, como Martínez y Andrés Vial”, explica el entrenador, Alejandro Vial.

Debido al máximo de hándicap de 14 goles para el equipo, y el límite de entre 2 y 5 tantos para cada jugador, Felipe Vercellino quedó fuera de la nómina por haber subido su nivel a 6. Por su parte, Mario Silva ascendió a tres tantos y, según Vial, eso también influyó en la decisión de no incluirle, y a Ignacio Vial, entre los titulares. El autor del gol final no fue nominado, mientras que el capitán de ese equipo ahora es suplente.

Y tras un año de pruebas con varias combinaciones, se definió un cuarteto con dos suplentes del bicampeonato: José Ignacio Martínez y Andrés Vial. “Este Mundial es una vitrina y ayuda muchísimo. Personas de varios países lo verán”, destaca Andrés, y Martínez agrega: “Ésta es una chance para mostrarnos. Y ahora tenemos más rodaje y sabemos sobre el nivel del torneo”.

Alejandro Vial confía en esta Roja y no le urgen tanto los caballos, que serán sorteados a cada equipo en Sídney. “Se comenta que son algunos de los mejores del mundo. No es una preocupación tan relevante”, comenta. Ahora, queda ver si la renovación repetirá el grito de alegría.

Seguir leyendo