Pajarito se sincera: “Si me pongo bien físicamente, queda Jaime Valdés para rato”

Foto: Photosport.

El volante del Cacique profundiza respecto de la intención que dejó ver en Instagram y evalúa la intertemporada del Cacique.


La estadía en Brasil, donde Colo Colo realiza la intertemporada, le ha servido a Jaime Valdés para tomar un segundo aire. “Me siento bien, un poco adolorido, pero es normal por los trabajos que estamos realizando. Pero me siento bien. Los trabajos han sido bastante intensos, pero sabemos que es lo que necesitamos para tener un buen semestre. Es un buen método para el tiempo que tenemos. Lo estamos aprovechando al máximo. Los trabajos no son tan largos, pero te desgastan mucho. El equipo se adaptó. Ya con el tiempo los trabajos han ido trabajando. Antes eran mucho más largo, de fondo. El fútbol ha cambiado. Los cortos, pero intensos y te ayudan a rendir bien”,  evalúa Pajarito respecto de los trabajos que diseñó el cuerpo técnico de Héctor Tapia, en una entrevista que le concedió al sitio oficial del Cacique. El objetivo no es otro que llegar en las mejores condiciones posibles a los compromisos nacionales y al choque frente a Corinthians, por los octavos de final de la Libertadores. “Para nosotros era un paso que buscábamos desde que llegamos, pasar a octavos. El sorteo lo miré con tranquilidad. Sabía que nos iba a tocar un equipo difícil. Tenemos tiempo”, sostiene.

La sensación es distinta a la que expresó hace unas semanas, cuando deslizó, a través de su cuenta en Instagram, su intención de “dar un paso al costado. “Sabiendo que estoy en Colo Colo, el equipo más grande de Chile, tiene que haber siempre una autocrítica. En ese momento me sentía de decir que no había andado bien. Soy el primero en saberlo y decidí colocar eso porque era mi sentimiento en el momento. Terminé muy mal emocionalmente, sicológica y físicamente. Entonces, sentía que me tenía que poner en discusión. Estaba abierto a la posibilidad de dejar Colo Colo, pero después, conversando con Héctor, con amigos y familiares, me hicieron ver que estaba equivocado, que yo todavía puedo entregarle mucho al equipo, a esta institución, que yo estoy acá porque quiero estar y así me empecé a abrir un poquito y a hacer un reset, a empezar de cero.Volví con muchas ganas, motivado, para hacer buenos trabajos y recuperarme físicamente para demostrar el nivel que tuve por tanto tiempo en este segundo semestre”, admite.

La situación es inédita en carrera. “No me había pasado. Por eso a lo mejor escribí eso en el momento menos indicado. Habíamos perdido contra La Calera. No haber podido ganar me dejó muy mal. Sentí que era necesario hacer una autocrítica. Estaba dispuesto a dar un paso al costado. Lo conversé con amigos y familiares, que me hicieron ver cosas distintas. Estoy listo para la pelea, motivado, trabajando bien. Quiero que volvamos luego a jugar para dejar esto atrás y demostrar que puedo ser un aporte para el equipo. Pasaron muchas cosas, pero es inútil hablar del tema. Quiero empezar de cero, prepararme de la mejor manera para entregarle al equipo una contribución importante y conseguir los objetivos”, dice.

Valdés atribuye a los hinchas una importancia clave para revertir su decisión. “Me sorprendió el cariño de la gente. Por eso decidí continuar, a pesar de algunas ofertas que llegaron. Siempre he tenido alguna oferta para salir de Colo Colo, pero estoy acá feliz. Lo disfruto. Agradezco a la gente el cariño, el apoyo que me brindaron. Espero llegar de la mejor manera al final del Campeonato. Recuperar los diez puntos que tenemos con la Católica. Si me pongo bien físicamente, queda Valdés para rato. Lo vamos a ver en diciembre”, afirma.

También revela la particular forma en que enfrenta su carrera. “Cuando hemos tenido campeonatos, nunca estoy celebrando con mis compañeros, porque siento que cumplimos. En Colo Colo se tiene que ganar siempre. Cuando perdemos, me pongo mal, me cuestiono cómo anduve, si pude haber hecho algo más por el equipo. Eso lo he ido mejorando, pero muy poco, porque todos saben lo que quiero esta camiseta. No me gusta perder. Hay que aceptarlo. No es fácil mantener el nivel”, enfatiza.

Finalmente, se remonta a 2014, cuando llegó a Macul. “Cuando decidí venir a Colo Colo me hice muchas preguntas, si era el momento correcto, tenía ofertas en Italia. Sentía que había cumplido un ciclo en Italia y era la última oportunidad de cumplir mi sueño. No me importó el momento, empezar de cero. Ese campeonato fue inolvidable, perdimos un partidos y llegar y salir campeón fue algo maravilloso para mí. Colo Colo es una pasión increíble, desde niño. Estar en Colo me hace feliz”, concluye.

 

Seguir leyendo