Pinilla ya juega el clásico

El ariete enfrentará a los cruzados pese a su esguince en el tobillo derecho. Pinigol, además, ironizó con el favoritismo que le otorgó Mario Salas a la UC.


Las 24 horas posteriores al partido por la Copa Chile con Antofagasta, donde Mauricio Pinilla sufrió un esguince en el tobillo derecho, fueron fundamentales para la recuperación del goleador. El cuerpo médico de la U le indicó reposo absoluto y recién ayer en el entrenamiento abierto al público en el Estadio Nacional se sacó la bota protectora para caminar y posteriormente realizar trabajos en una bicicleta estática ubicada a un costado de la cancha.

El cuerpo médico hizo un trabajo al detalle con el goleador, que ha sido pieza clave en el ataque de los dirigidos por Ángel Guillermo Hoyos. Es que Pinilla no quiere perderse por ningún motivo el clásico universitario. Y es por eso que, aunque todavía siente dolor, será de la partida ante los cruzados.

Pinilla desestimó restarse del duelo de mañana con la excusa de evitar una lesión mayor. “Después del partido podré comentar si tenemos consecuencias. No podemos organizar nuestra vida en base a lo que va a pasar en el futuro. La próxima semana no sabemos lo que va a pasar, el domingo es lo más importante”, aseguró el delantero.

Mauricio Pinilla lució un vistoso vendaje en el tobillo derecho, lo que es parte del tratamiento que le están realizando los médicos del equipo. Además de la fisioterapia que contempla aumentar de manera paulatina los movimientos de la articulación y los baños de contraste de frío y calor.

El esguince le provocó a Pinigol una importante inflamación, según el propio testimonio del delantero a través de redes sociales. “Más que nada hay que tratar de bajar eso, por el dolor. Vamos a trabajar en base al dolor, pero me siento mucho mejor”, sentenció.

Pinilla sabe que los tiempos de recuperación de la lesión que sufrió le permitirán llegar con lo justo al duelo ante la Universidad Católica, sin embargo, seguir a la caza de los punteros está primero para el ariete del chuncho. “Lamentablemente hemos tenido bajas en este último período y tenemos que tratar de recuperarlos a todos. Estamos en el campeonato, a tres puntos de los punteros, estamos en la final de la Copa Chile, entonces para nosotros es fundamental estar con el equipo con todos los jugadores disponibles. Yo lógicamente tuve este problemita y haré lo posible y lo que tenga que hacer para estar el domingo”, apuntó.

Para la Universidad de Chile, el duelo ante los cruzados se presenta no sólo como una oportunidad para continuar en los primeros lugares. También es una nueva chance para concluir con la escasez de triunfos sobre los de la franja, equipo al que no vencen desde el 5 de abril de 2015, donde se impusieron por 4-2 en San Carlos de Apoquindo.

Consciente de la sequía ganadora de su equipo y frente al aire de favoritismo que emanó desde el entrenador de la UC, Mario Salas, Pinilla mostró su sentido del espectáculo y respondió con una cuota bien grande de ironía. “ Ellos son favoritos porque han ganado todos los últimos clásicos o al menos no los han perdido contra la U. Lógicamente por historia son favoritos ellos”, sentenció Pinigol, quien terminó su frase con una sonrisa.

Ante la posibilidad de terminar con la racha negativa ante la UC, Pinilla también alzó la voz. “Para nosotros, más que cortar una racha de clásicos, nos sirven demasiado estos tres puntos, son fundamentales. Sea clásico , Antofagasta, Palestino o el equipo que tengamos de rival, da lo mismo, porque es una fecha súper importante la que nos puede acercar si es que algún rival se cae”.

Pinilla estará presente mañana en la cancha del Estadio Nacional, confirmación que aún no reciben Gonzalo Jara ni Jean Beausejour, quienes no han superado sus problemas musculares. Sólo sobre el inicio del partido, Hoyos sabrá si contará con los seleccionados.

Seguir leyendo