Pizarro guía a los azules

El Fantasista fue titular por primera vez en el Torneo de Transisción, hizo el único gol del partido y se convirtió en la voz de Hoyos dentro de la cancha.


Fue el secreto mejor guardado de Ángel Guillermo Hoyos y David Pizarro. El director técnico de la Universidad de Chile y el Fantasista conversaron después de la derrota en Antofagasta por la Copa Chile sobre la opción de que el porteño iniciara el juego ante la Universidad Católica como titular.

Pizarro exhibió una excelente forma física en los entrenamientos, razón más que suficiente para que el DT de los azules decidiera partir desde el primer minuto con el jugador más talentoso del plantel del chuncho.

La presencia del volante fue una sorpresa para muchos. Su presencia en la cancha del Estadio Nacional fue conducir los hilos del equipo y, además, ser la voz de Hoyos dentro de la cancha. Rápidamente, repartió órdenes a sus compañeros. Lorenzo Reyes y Rafael Caroca fueron los primeros receptores de las instrucciones y ni siquiera dudaron en asentir con la cabeza.

Luego fue el turno de Jonathan Zacaría y Fabián Monzón. En la mitad de la cancha Pizarro intentó desahogar el juego por el sector izquierdo, pero advirtió que sus compañeros no estaban coordinando las pasadas al ataque. Fue ahí cuando el ex jugador de la Roma de Italia le pidió a Zacaría que se involucrara más en el juego, el argentino no lograba acomodarse como volante y se mostraba carente de dinámica en el primero tiempo.

A la U le duraba poco el balón. El mismo Pizarro se mostraba errático, pues sus pases no llegaban a los pies de algún compañero. Por lo mismo, muchas veces debió sumarse a las labores de contención, apoyando a Reyes y Caroca.

Universidad de Chile no la pasaba bien en la cancha del Nacional, hasta que Lorenzo Reyes recuperó un balón en el medio campo. El reloj marcaba 30 minutos y por primera vez Fabián Monzón logró descolgarse por la izquierda, el argentino sacó un centro largo al segundo palo, que conectó David Pizarro anotando el único gol del partido.

Pizarro lo celebró bailando cueca y con sus compañeros encima. A Hoyos le funcionaba la fórmula, recibiendo un premio inmerecido a esa altura del juego. El DT de los azules destacó el rendimiento de Pek. “Personalmente me alegra que haya convertido, porque se lo merece, por su trayectoria, su capacidad humana y su fútbol”.

Tras el gol, la labor del Fantasista siguió siendo la encomendada por el entrenador. Enfrió el partido cuando la U no tenía respuestas a la propuesta ofensiva de la UC. Pizarro intentó controlar los tiempos del equipo, pero también ordenaba a la defensa. Matías Rodríguez debió agachar la cabeza y ofrecer disculpas, luego de un error personal que casi termina en gol cruzado. Pizarro le llamó la atención al lateral derecho.

En la segunda etapa el porteño sintió el desgaste físico, sin embargo, no quería salir y estiró su presencia hasta los 83 minutos cuando fue reemplazado por Rodrigo Echeverría. Minutos antes de abandonar la cancha, Pizarro le indicaba al juvenil Nicolás Guerra el lugar donde debía ubicarse para recibir los balonazos largos con los que la U intentaba llegar al arco de Toselli.

David Pizarro terminó ovacionado y recibiendo halagos hasta de sus propios compañeros. Johnny Herrera no dudó en destacar el aporte del Fantasista. “David es extraordinario. Como persona es tremendo y ni hablar en lo futbolístico. Nos dio el triunfo con un golazo. Ojalá no se retire y nos regale un años más de su fantasía y enganches. Nos hace muy felices a todos como hinchas”, sentenció el capitán.

Seguir leyendo