Podio a la primera

En su debut competitivo como seleccionado chileno, Juan Salazar ganó la medalla de plata en el lanzamiento de martillo.


Aunque todos los competidores de estos Juegos son muy jóvenes, muchos de ellos llevan años en su disciplina y compiten con un bagaje de torneos previos. Pero el lanzador de martillo nacional Juan Salazar es una excepción, y por dos motivos: porque debutó en una competencia como seleccionado nacional en el foso de la Pista Atlética del Estadio Nacional y en su primera cita rompió su marca personal, estuvo a punto de ganar el oro y finalmente se colgó la presea de plata.

El temuquense de 15 años recuerda como si fuera ayer cuando, hace poco más de un año, realizó sus primeros lanzamientos y todos sus intentos resultaron nulos. Por eso, y aunque comenzó su serie de turnos con la pretensión de subirse al podio, reconoció que “pensé sacar podio, pero nunca segundo ni primero, siempre en tercero”.

Sin embargo, peleó lo más alto del cajón desde el segundo intento, cuando alcanzó 60,7 metros, rompió su récord personal y estuvo a 67 centímetros del también chileno Daniel Leal. Y por unos momentos tuvo el oro en sus manos, tras alcanzar los 65,57 y superar al colombiano Erick Barbosa por dos metros.

Pero, en su último intento, el cafetero lo venció con un lanzamiento de 66,41. Y Leal resultó cuarto, a 43 centímetros del argentino Julio Nobile.

“Mi marca era de 59,47 metros y con ella podía llegar tercero o cuarto. Pero me di una gran sorpresa”, dijo el oriundo de la Araucanía, donde se inició por la invitación de un amigo, Matías Navarrete, lanzador de bala y campeón sudamericano escolar, a que lo acompañara en un torneo. Eso fue hace sólo un año y siete meses, por lo que es el más novato del equipo nacional de su especialidad en los Sudamericanos de la Juventud.

En su corta trayectoria ya cuenta con un título nacional y un tercer lugar en cinco torneos disputados y se ha enfrentado con Leal, su coterráneo y compañero de entrenamiento, quien a pesar de no haberse subido al podio tiene una marca de 66,04.

“Somos compañeros de entrenamientos, y en casi todas me ha ganado”, reconoce Salazar. No obstante, esta vez él fue el mejor.

Tras ver el desempeño de su pupilo en su primera competencia oficial como seleccionado chileno, el entrenador Mario Saldías destacó que “cuando compite a nivel sudamericano, los jóvenes de Chile sacan medalla a la segura. Nosotros trabajamos con los deportistas de todos los lanzamientos como un equipo, y tenemos un área de lanzamiento fuerte. Todos los años nos juntamos y es un proceso de cuatro o cinco años de unión que dan los resultados que se ven ahora, con Claudio Romero y los demás chicos”.

En la competencia femenina, Jossefa Muñoz obtuvo bronce con un registro de 55,51 metros, récord individual. “Estoy muy contenta porque mejoré mi marca en 51 centímetros. Estamos dentro de las expectativas, queríamos sacar un lugar en el podio”, dijo.

Seguir leyendo