PSG comienza a cerrar el conflicto entre Cavani y Neymar

Autor: EFE

Hoy, el técnico del equipo reconoció que hubo una discusión, pero le quito gravedad. Y anoches, los jugadores involucrados asistieron a un cena organizada por Dani Alves.


Unai Emery, técnico del PSG, aclaró que el roce entre el uruguayo Edinson Cavani y el brasileño Neymar no rompe “la buena armonía” del grupo y rehusó divulgar el orden de preferencia en el lanzamiento de penales, el motivo de la discusión entre los jugadores.

“Al final del partido (2-0, ante el Lyon), en un estado emocional muy alto, pudo haber una conversación que uno puede llamar de discusión, pero que son normales, que se producen en todos los partidos, en una dirección u otra, pero eso no rompe la buena armonía, el buen ambiente que hay en el equipo”, dijo en conferencia de prensa Emery.

Estas declaraciones confirman que hubo momentos de tensión en el vestuario el pasado domingo, cuando los dos jugadores mantuvieron una disputa en pleno terreno de juego para decidir quién lanzaba un penal a los 79′.

El diario “L’Équipe” aseguró que Cavani y Neymar casi llegaron a las golpes, lo que Emery no confirmó. “Son dos jugadores muy competitivos, que quieren lo mejor para el equipo, y luego, lógicamente, también tienen unos objetivos individuales. Hay una buena relación dentro del grupo”, comentó el entrenador vasco.

El motivo de la disputa sobre quién lanza los panelaes, ya fue tratado individualmente con ellos, contó Emery, aunque declinó comentar el orden de preferencia.

“Primero, se lo diré a los jugadores y, luego, a todo el equipo, por eso vamos a esperar hasta el sábado (al partido de Liga ante el Montpellier… Los dos jugadores que son los lanzadores son Cavani y Neymar, porque ellos son capaces y a responsabilidad”, explicó Emery.

El entrenador del PSG destacó de la cena de confraternización que organizó anoche el brasileño Dani Alves, a la que asistieron los dos futbolistas de la polémica, y negó que haya un “clan brasileño” en el vestuario que perturbe su funcionamiento.

“El ambiente del vestuario es bueno, hablan todos entre ellos (…) Si uno es brasileño, argentino, uruguayo, francés o español… el fútbol hoy es más abierto”, expuso el técnico, quien evocó que el criterio principal es la calidad del futbolista y su capacidad para jugar en equipo, no la nacionalidad.

Seguir leyendo