Puntero y colista a la vez

La Calera, club que lidera la Primera B, hoy descendería por el coeficiente de rendimiento. Acusa a la ANFP de cambiar las bases, por lo que irá al TAS.


La Calera goza de un presente casi perfecto. Este domingo, luego de empatar 2-2 ante Coquimbo, la escuadra cementera quedó como único líder de la Primera B con 17 puntos, una unidad sobre Copiapó y tres sobre La Serena, que se ubica en el tercer lugar. En el estadio hubo abrazos y aplausos de los fanáticos, que no dejan de sorprenderse por la campaña del equipo rojo.

En camarines, sin embargo, Víctor Rivero, técnico del elenco de la Quinta Región, sacó la calculadora. Y volvió a sufrir. Los números no dan. Su elenco, que sólo suma una derrota en el presente certamen, en caso de que hoy terminara el torneo, descendería por estar en la última ubicación de coeficiente de rendimiento, que acumulan los tres últimos semestres. El cuadro rojo es puntero y colista a la vez.

Los rojos están inquietos. Acusan que la ANFP decidió cambiar el reglamento cuando el campeonato ya estaba en marcha. “Se resolvió aplicar un coeficiente de rendimiento cuando ya estaba consumido el 75% del torneo. Esto es muy grave. Se aprobó en el Consejo, donde en un principio toda la B se opuso, pero después hubo algunas reuniones que cambiaron el panorama”, dice Gustavo Cerioni, presidente de Unión La Calera.

El club anuncia que tomará medidas: “Nosotros armamos un plantel pensando que no había descenso y después, a mitad de torneo, nos cambiaron todo. Nuestra idea era sanear al club de todas las deudas que tenía. Independientemente de esta campaña deportiva, iremos al TAS, a todos los lados correspondientes. Tuvimos tres o cuatro reuniones con la gente de la ANFP y no han sabido darnos una respuesta”, agrega Cerioni.

En la cancha, el técnico Rivero intenta mantener la calma. Sabe que mantener la categoría no depende sólo de sus futbolistas, sino de otros resultados: “Es lógico que una situación así afecta al proyecto del club. La idea era estabilizarlo de acá a diciembre y en enero ir a buscar el ascenso. Lo que pensábamos hacer en un año lo estamos haciendo en cuatro meses. Sé que si mantenemos esta regularidad, pelearemos el ascenso, y no descenderemos. Si descendemos siendo campeón, nos iremos con la frente en alto”.

En la ANFP se defienden. Aseguran que la decisión de modificar el reglamento se tomó en el consejo. Además, se refieren al caso en que La Calera salga campeón y no salga de la zona de descenso: “Matemáticamente las opciones de que esto suceda son bajísimas. Ante lo extraordinario de la posibilidad, que no está considerada en las bases, el directorio definirá de acuerdo con las facultades que entrega el reglamento del campeonato”, dijo Rodrigo Astorga, gerente de competiciones.

Seguir leyendo