Sebastián Méndez, el ex pupilo y admirador de Bielsa que llega a la banca de Palestino

El estratega se autodefinió como un entrenador obsesivo, que puede llegar a ver cuatro partidos en el día.


Hoy, Sebastián Méndez será presentado como el nuevo técnico de Palestino como reemplazante de Germán Cavalieri, quien partirá después de dirigir a los árabes ante Universidad de Chile. Será la primera experiencia del ex volante de Vélez, Celta de Vigo, San Lorenzo y Banfield como entrenador en el extranjero. Su campaña más recordada la realizó con Godoy Cruz en 2017, al que clasificó para disputar la Copa Libertadores.

Por esa época, el nuevo técnico árabe, quien arribó ayer a Santiago y será presentado este mediodía, dejaba entrever algunos de sus principios futbolísticos y personales. “Si bien el fútbol es uno sólo, la comparación cuesta. Hay distintas formas de entenderlo y jugarlo. Cada equipo tiene su estilo, el mío también, y siempre se busca el buen pie”, le respondió a Marca el año pasado, cuando le pidieron una comparación de su escuadra y una referencia respecto de su estilo.

Méndez se asume como un entrenador obsesivo. “Miro muchos partidos, videos, de todo. Hay veces que me cuelgo viendo cuatro partidos seguidos”, describe en la misma nota. También reconoce su pasión por la lectura. “Trato de hacerlo a la noche, antes de descansar. Tal vez me distraigo viendo alguna película para reírme o leo. Me gusta mucho leer. Estando mucho tiempo en el interior del país la vida es más tranquila. Los tiempos libres los ocupo haciendo otras cosas. Leer es un complemento para lograr formarme más”, dijo.

En esa misma nota, el nuevo estratega árabe revela sus referentes. “Obviamente que Carlos Bianchi, por ser el primero que tuve en Vélez, pero tampoco puedo olvidarme de Marcelo Bielsa. Son dos que tuve en ese club y la verdad que dejaron su marca. Bielsa no era un adelantado, sino un adelantadísimo. Quien tuvo alguna vez a Bielsa hizo un máster de entrenador. No siempre se puede tener a alguien así”, declaró el exmediocampista.

 

Seguir leyendo