Sebastián Suárez: “Hay dirigentes ineptos”

Foto: Miguel Ángel Bustos

Chile está de nuevo frente a una fecha doble de las eliminatorias por el Mundial. Ante Venezuela y Brasil a domicilio. Los tiros del escolta vuelven a asomarse clave.


Mañana en Barquisimeto (Venezuela) y el domingo en Goiania (Brasil), con el susto de la fiebre amarilla al fondo. Ahí, en la tercera y cuarta fecha de las clasificatorias al Mundial de China 2019, volverá a estar Sebastián Suárez, escolta de Ancud y pieza clave.

¿Qué objetivos tiene con la selección?

Son dos partidos difíciles. El objetivo es clasificar a la siguiente ronda y para eso nos basta ganarle a Colombia en junio, en casa. Sabemos cuáles son los rivales a los que tenemos que ganar.

¿Ahora toca perder sí o sí?

Son dos equipos muy fuertes, más aún jugando de local. Serán dos encuentros muy difíciles.

¿Se vive distinto un partido de selección que uno de eso de playoffs que juega con Ancud?

Obviamente, los de selección son de mayor nivel y contra mejores rivales.

¿Asusta el tema de la fiebre amarilla en la previa al viaje a Brasil?

Somos cinco los que nos pudimos vacunar. Los demás igual están nerviosos por lo que ha salido en las noticias.

La Selección cambiará de sede como local. ¿Alguna preferencia?

Creo que está entre Valdivia y Puerto Montt. Los dos tienen la infraestructura para realizar un evento así.

¿No sería una oportunidad para jugar en Chiloé?

Acá no hay opción, porque no hay gimnasios adecuados. El de Castro no tiene la capacidad y el de Ancud no es apto para jugar básquetbol. Es un piso multiuso que es tan duro, que una selección de nivel no querría jugar acá. Entrenas dos días y terminas con tendinitis.

¿Se considera un referente del básquet chileno?

No, jamás me gusta considerarme nada; más bien que otros me consideren. Que mi juego hable y no mi boca.

¿Qué opina de los sueldos impagos en la Liga, como el caso de Tinguiririca?

Es una vergüenza. Todos los años pasa lo mismo con ciertos clubes, es una falta de respeto para los jugadores. Hay dirigentes ineptos que no están capacitados para manejar un club. No piensan que los jugadores tienen familia que alimentar, que es un trabajo. Aunque sea un deporte, es nuestra fuente de ingreso.

¿Qué debe mejorar la Liga?

Muchas cosas. La parte de los árbitros, que este año han tenido mucha controversia y polémica. También lo económico, donde muchos clubes tienen deudas de dos o tres meses. Y mejoraría la capacitación de los técnicos chilenos, para que tengan más opciones de dirigir. Ya que casi todos los entrenadores son argentinos.

¿Qué hace especial a Chiloé en el básquetbol?

Cómo lo vive. Lo ha vivido así desde hace muchos años. Desde los 80, quizás antes. Está en la sangre de las personas. En Ancud no hay mucha entretención. No hay cines, ni mall, eso hace a la gente más fanática. Acá cualquiera que ande en la calle tiene idea del ABA Ancud, sus jugadores y partidos.

¿Por qué despierta tanta pasión en Ancud?

La hinchada está con ganas de una copa, la última fue en 1989. Han pasado años. Es tiempo de que Ancud vuelva a ganar, eso genera una pasión extra en la gente.

¿Cómo aporta su experiencia en el extranjero a sus compañeros?

Algunos me siguen en la forma de entrenar. Varios llegan conmigo media hora antes del entrenamiento a hacer algún trabajo que nos pueda servir; también nos quedamos al finalizar. Todo lo extra suma y si cada uno aporta en lo individual, el equipo en sí va a ir sumando.

¿Ancud es candidato al título?

Por supuesto, aunque hay que trabajar duro. Tenemos chance de ir subiendo paso a paso hasta llegar a la final y ganarla. Tenemos equipo, ganas y mentalidad. Sólo está en nosotros.

Seguir leyendo