Sebastián Vegas: “La Roja no es una ilusión, es un objetivo”

El zaguero se afirma en tierras mexicanas como uno de los chilenos más regulares. Tanto, que ha llamado la atención de Reinaldo Rueda, con quien se reunió el pasado jueves.


Cuando se fue a México hace dos años, Sebastián Vegas (21), central de formación y utilizado como lateral izquierdo en Morelia, era la primera vez que salía del caparazón de sus padres. Como futbolista no parece haberle quedado grande el desafío, puesto que se consolida como titular y su nombre, semana a semana, partido a partido, destaca en las crónicas de los medios mexicanos especializados. Y Reinaldo Rueda, el nuevo jefe del fútbol chileno, le tiene en sus anotaciones. De hecho, fue incluido en la lista de futbolistas con los que el seleccionador decidió conversar durante su gira. Hablaron el pasado jueves. .

¿La vida en México es muy distinta a la que tenía en Chile?

En el ámbito personal es muy diferente porque allá aún vivía con mis papás y mi familia. Tenía mi vida, mis amigos y todo allá, estaba acostumbrado a eso. Llegar a una ciudad que no conocía y estar solo fue un cambio positivo. En cuanto a lo profesional, estaba en un momento que tenía ganas de salir y la verdad es que llegué a una liga que me encantó, muy competitiva. Estoy realmente feliz acá.

¿Se junta regularmente con los chilenos en México?

No mucho. Cuando nos juntamos es con Diego (Valdés) y el Chino (Millar), y de vez en cuando, cuando viajan o viajamos, con (Felipe) Mora, (Juan) Cornejo, los del Audax.

¿El que recién pasó fue su semestre de consolidación?

Fue un semestre lindo, importante, en el que me tocó participar bastante. No sé si llamarlo como de consolidación, pero sí uno donde a mí me dio mucha confianza y mucha importancia por haber jugado tanto.

Hasta se destapó con goles…

Si, gracias a Dios me tocó. Es de esperar que ahora también pueda hacer algunos.

¿Cómo ha evolucionado su fútbol en México?

Le podría decir que tener más participación ha provocado una confianza diferente en mí. He crecido como persona y jugador. Eso me hace un futbolista que va tomando una experiencia distinta. Siento que como jugador he afinado detalles, pero que aún me queda muchísimo por aprender y lo quiero seguir haciendo.

¿En qué posición se siente más cómodo?

Me gusta mucho de central pero también la temporada pasada lo hice de lateral. Las dos me gustan bastante y donde me pidan lo hago feliz.

¿Cuál es el chileno más duro que le tocó enfrentar en México?

Todos. La verdad es que los que están acá andan a un gran nivel. Cuando jugamos con Cruz Azul, Mora es muy fuerte, pero también Castillo en Pumas es muy fuerte o Vargas en Tigres es muy fuerte. Hay algunos volantes chilenos que también es muy duro enfrentarlos.

¿Qué ha aprendido en México que en Chile no hubiera podido?

Más que aprender del fútbol en sí, yo creo que llegar acá me hizo profesionalizar mi carrera. Enfocarme sólo en el fútbol en una ciudad que era nueva para mí.

¿Entonces fue buena decisión salir de Chile tan joven?

Si, fue la correcta. Y lo seguiré creyendo así, porque seguir progresando va a estar en mí y en el trabajo diario, así como también seguir consiguiendo cosas y logros personales. Fue una decisión acertada y cuando la tomé fue con confianza plena.

¿Por qué cree que Morelia decidió comprarlo tras su préstamo?

Siento que en ese año en que estuve a préstamo tuve buenas participaciones, que me esforcé bastante y demostré lo que soy como persona y jugador. Espero que no se arrepientan.

¿El mexicano es un fútbol más competitivo que el chileno?

No lo sé. En Chile también hay grandes jugadores, los equipos juegan bien. Pasa que llegar a esta liga tiene un entorno que es más visto, con jugadores de selección y renombre. Acá todo es muy competitivo. Pero sabiendo lo que es el fútbol mexicano, no le quito méritos al fútbol chileno. Claro, acá últimamente llegan jugadores internacionales que hacen crecer mucho la liga y su desarrollo.

¿Qué espera para este semestre?

Personalmente seguir creciendo como jugador y terminar de consolidarme. Como equipo, el semestre pasado tuvimos una gran actuación y me gustaría este semestre hacer algo mucho mejor. Quizás ganar el torneo, porque antes estuvimos muy cerca.

¿Cómo proyecta su carrera?

Un poco de lo que dije antes: quiero consolidarme bien acá. Como futbolista, el sueño obviamente es llegar a Europa. Quiero conseguir eso, porque tengo metas grandes. Teniendo buenas actuaciones acá, se puede dar.

¿A qué liga le gustaría llegar?

Mi sueño es la liga inglesa, pero también me gusta mucho la italiana.

¿Y jugar en un grande de Chile?

Sí, me encantaría algún día jugar en la U, soy hincha. Pero por ahora quiero quedarme un tiempo afuera y volver a Chile cuando ya sea mayor.

¿Se ilusiona con la Selección con la llegada del nuevo entrenador?

Claramente es un proceso nuevo, que va a ser largo y en el que probablemente van a pasar muchos jugadores. No sé si es ilusión la palabra, pero sí que la Selección es un objetivo. Tengo que estar bien en mi club y así estaré más cerca.

¿Se siente parte del recambio?

No sé. La verdad es que hasta el momento no he tenido mucha participación y no me gustaría tildarme así. Prefiero demostrar y con el tiempo podré ser llamado. Pero lo tomo con tranquilidad y sin presión. Quiero hacer las cosas bien en el club y eso algún día me llevará a la Selección.

¿Se siente preparado?

Sí, claro. Si en algún momento me llamasen es porque ven que estoy preparado para hacerlo. Lo importante es estar bien acá.

¿Y cómo ve el recambio? ¿Siente que hay materia prima?

Hay muy buenos jugadores, que quieren aportar y aprender, que tienen condiciones. Independientemente de eso, la generación de ahora que ganó cosas demostró que el chileno sí puede lograr objetivos importantes. Provocó un cambio de cabeza más que todo.

Alguna vez dijo que le gustaría hacer dupla con Medel, ¿se siente más cerca de ese sueño?

Recién llegó el técnico a la Selección, vamos de a poco. Pero sí, es un sueño poder cumplir ese deseo y algún día jugar con el Pitbull al lado.

Seguir leyendo