¿Cuál será la fórmula? Rueda busca armar su defensa inicial sin Medel ni Jara

La ausencia del Pitbull, al menos en el partido ante Suecia, por suspensión, y la marginación de Gonzalo Jara rompe un bloque histórico.


Gary Medel y Gonzalo Jara fueron, durante las tres últimas eliminatorias, los centrales de la Selección. Desde el proceso que inició Marcelo Bielsa, que terminó con la clasificación al Mundial de Sudáfrica en 2010, hasta el que encabezó Juan Antonio Pizzi, que culminó con el sonado fracaso que marginó a la Roja de Rusia 2018, casi siempre jugaron juntos. Sin embargo, en el inicio del ciclo de Reinaldo Rueda, la dupla no estará. Jara no fue considerado para la gira europea y el Pitbull se perderá el primer partido, ante Suecia, por la suspensión que recibió en el amistoso frente a Rumania, antes de la Copa Confederaciones.

Considerando a Paulo Díaz (1,80 metros) como central, su puesto natural y el que desempeña en la Roja más allá de que en San Lorenzo actúe como lateral izquierdo, el técnico colombiano tiene cinco opciones para conformar la zaga para el choque ante los escandinavos. Díaz llega avalado por su alto rendimiento en el fútbol argentino, aunque su experiencia a nivel de Selección no es mucha (nueve partidos, 508 minutos). Enzo Roco luce como carta su mayor experiencia en la Roja, a la que se integró por primera vez en 2012 y con la que ha disputado 1.198 minutos en 17 partidos, seis de ellos en el último proceso clasificatorio.

Guillermo Maripán, Igor Lichnovsky y Valber Huerta se suman a la discusión. Todos cumplen con un requisito fundamental: su envergadura. De hecho, ninguno está por debajo de los 1,85 metros de estatura, un elemento al que Rueda le asigna especial preponderancia. “El fútbol contemporáneo exige el juego aéreo… La bola quieta, por ejemplo, juega un papel determinante”, declaró. “Ahora hay hombres como Maripán, Roco o Lichnovsky… pero los chilenos como Gary, aunque de mediana estatura, son agresivos y rápidos”, ha dicho el nuevo seleccionador.

Maripán recién aparece en la Roja durante la disputa de la China Cup (que Chile se adjudicó). Su presencia se resume en 270 minutos, en la China Cup y en el amistoso ante Burkina Faso. En su favor, eso sí, juega la experiencia que comienza a sumar en el Alavés, de la Primera División de España, donde, considerando la Liga y la Copa del Rey, ha disputado 18 duelos. Lichonovsky suma apenas 90 minutos por la Roja adulta (en la goleada amistosa sobre Venezuela, en noviembre de 2014). Y Huerta no tiene registros con el combinado nacional, aunque sí un buen pasado a nivel juvenil.

Rueda aún no da pistas de su elección, aunque ya mañana comenzaría a definir el equipo para su debut en el bicampeón de América.

Seguir leyendo