Tottenham exhibe su hambre en Turín

Los ingleses se repusieron a un inicio timorato e igualaron 2-2 ante Juventus, en Italia. Tienen ahora la primera opción de acceder a los cuartos de final.


Al Tottenham del argentino Mauricio Pochettino hay que tomárselo en serio. Los londinenses son, desde el juego, uno de los mejores equipos de la Premier League (marchan quintos en su liga local)  y durante este martes, en el inicio de los octavos de final de la Liga de Campeones, dieron una nueva muestra de carácter.

El equipo inglés se mide a la Juventus en la ronda de 16 mejores del torneo de clubes más importante del mundo y, a pesar de un comienzo timorato, lograron equilibrar las acciones y rescataron un valioso empate en Turín, que los deja con la primera opción de meterse en los cuartos de final del certamen.

Los italianos empezaron arrollando y se pusieron rápido en ventaja. En nueve minutos, apenas, Gonzalo Higuaín ya había anotado dos veces para poner a los suyos 2-0 en ventaja. Primero con una volea tras una jugada elaborada desde un tiro libre y, después mediante lanzamiento penal, el argentino decretó la ventaja que hacía prever un duelo en el que la jerarquía de la Vecchia Signora terminaría imponiéndose. Pero no fue así. Con paciencia, los británicos comenzaron a hacer circular la pelota y, conforme avanzaba el reloj, empezaban a sentirse más cómodos sobre la cancha del Allianz Stadium.

Con el manejo de Ericksen, más el apoyo constante de Alli y Moussa Dembélé, la visita recuperó el control del juego y empezó a generarse ocasiones para descontar. Fue cuando, una vez más, se erigió la figura de Buffon, que tuvo un par de buenas intervenciones durante la primera parte para conservar la ventaja. Lo hizo perfecto hasta que apareció Harry Keane que, con ventaja, no tuvo problemas en eludir al arquero y marcar el 1-2, justo antes del descanso.

El complemento se inició otra vez favorable para los italianos, que pudieron aumentar el marcador mediante otro lanzamiento penal, enviado directo al travesaño por el propio Higuaín. No pasaría de una anécdota, ya que el juego y las mejores acciones correspondieron al forastero durante la segunda mitad.

Empujó el Tottenham, exhibiendo su hambre de triunfo y sus inagotables variantes tácticas, sobre todo en ofensiva. Batalló y presionó hasta que encontró el empate, desde un tiro libre del propio Ericksen, que encontró mal parado a la leyenda que cuida el arco de Juventus.

El final del partido fue de fricción y pierna fuerte, con el anfitrión apostando a la velocidad por los costados para encontrar nuevamente el desequilibrio, pero con el dominio de la pelota todavía perteneciéndole a la visita, que terminó jugando con comodidad, conscientes de que, de cara a la revancha, son dueños de la primera opción de avanzar.

El segundo encuentro entre italianos e ingleses se jugará el próximo 7 de marzo en Wembley.

Seguir leyendo