Un camarín devastado

Entre llantos, tristeza y silencio el camarín de la Roja sufrió la eliminación del Mundial de Rusia 2018. Juan Antonio Pizzi le confirmó al plantel que no seguirá al mando del Equipo de Todos.


El camarín de la Roja estuvo cerrado por más de dos horas. Tristeza, llantos y silencio marcaron a un plantel que se había habituado a sólo celebrar en torno a copas. La soberbia, que exhibieron durante gran parte de las clasificatorias, quedó en nada. El bicampeón de América tuvo que tragarse sus palabras.

Uno de los primeros en manifestar su tristeza fue Arturo Vidal, desde Alemania. El volante del Bayern Múnich, quien se encargó de aleonar a sus compañeros durante los 90’, publicó un sentido mensaje para intentar levantar a sus compañeros: “(Estoy) con el alma destrozada, pero a la vez orgulloso de estos jugadores y cuerpo técnico”, posteó.

En un plano más emotivo, agradeció a los dirigidos por Pizzi. “Muchas gracias muchachos, por todo. Por todos estos años juntos, por dejar la vida en cada partido, por enseñarme y enseñarle a un país que con esfuerzo y trabajo, todo se puede en la vida”, expresó.

Pero muchos prefirieron guardar silencio. No quisieron enfrentar el fracaso. Los primeros en retirarse del Allianz Parque fueron Eduardo Vargas y Esteban Pavez, sin dar declaraciones. Alexis con la cabeza gacha, como de costumbre.

Claudio Bravo fue uno de los que asumió la vocería. El capitán estaba visiblemente afectado. “Esto tiene que continuar, no tiene que perderse lo que hemos hecho. Me quedo con una sensación de mierda. Las cosas se deciden con calma, para hablarlo en casa, con las personas que tengo a mi alrededor, si no estoy yo, o el DT o el presi, hay que seguir en la misma línea”, deslizó en relación a su continuidad. “Más que cansado estoy triste, choreado por la situación. Tuvimos esto en las manos, pero cuando quisimos apretar ya era tarde”, complementó.

Gary Medel, uno de los referentes, también dio la cara: “Se cierra un ciclo y ahora hay que empezar un nuevo. Ojalá que la generación que venga haga las cosas bien. Fueron 10 años muy buenos, le dimos mucha alegría al país en momentos difíciles”, señaló. No se borró para el futuro. El Pitbull quiere seguir defendiendo a la Roja. “Voy a venir a la Selección cuando me necesiten. Tengo 30 años y puedo dar mucho más. ¿La partida de Pizzi? Todos esperábamos otra cosa. Todos queríamos ir al Mundial. El proceso se acaba. El profesor se cansó de muchas cosas”, cerró. Aránguiz, por su parte, agregó que “es duro para todos, muchas palabras no tenemos. Hay que ser autocríticos, que pase tiempo. Estamos fuera del Mundial, no puedo salir con una sonrisa de acá”, lanzó.

José Pedro Fuenzalida entregó detalles del camarín: “Estamos muy triste, no lo esperábamos. Hay que reponerse de esto, perdimos la posibilidad de jugar un nuevo Mundial. Hay que reflexionar. Es un partido que se iba a definir por detalles. Brasil no te perdona. Arriesgamos todo y nos vamos con un resultado que no nos sirve”.

Además, se refirió a la situación de Pizzi. El volante de la UC confirmó que el DT les informó que no seguirá en el cargo: “Pizzi nos comentó su decisión. Le agradecemos todo lo que hizo por nosotros”. En Brasil, no escondieron su tristeza por dejar fuera a Chile.

Dani Alves, con un tono emotivo, se refirió a la sorpresiva eliminación: “Es una pena para el fútbol, una pena lo de hoy. Dos amigos (Claudio Bravo y Alexis) se quedan fuera del Mundial, pero hoy el fútbol nos pedía ser respetuosos con los que nos da de comer. No queríamos ser jueces de nadie, no queríamos que la gente pensara nada extraño”, señaló el futbolista del PSG.

“No quise hablar con Alexis durante el partido para que nadie pusiera en duda nuestro profesionalismo”, agregó.

Seguir leyendo