Un techo indescifrable

Roger Federer besa el trofeo del Abierto de Australia. Foto: AP.

¿Dónde está la edad límite de los deportistas? Cada especialidad tiene sus parámetros, pero Federer y Sainz han demostrado este 2018 que la barrera sigue estando por definir.


Deportistas de alto rendimiento y campeones. Eso parecía ser cosa de unos pocos, y generalmente, la tercera década era sinónimo de retiro. El paradigma cambió, y hoy muchos triunfadores duplican e incluso a veces, triplican la edad de sus contrincantes.Este fin de semana Roger Federer se coronó campeón de su décimosegundo Grand Slam, con 36 años y 172 días, y está en el peak de su carrera, cosa que a nadie le sorprende.

Pero no es el más longevo en lograrlo. El título se lo lleva el australiano Ken Rosewall, con 37 años y dos meses, quien ganó el Open de Australia en 1972. A los 19 años el tenista aussie se apoderó de su primer Grand Slam, y pasados los 30 años ganó cuatro majors. En 1983, la tenista estadounidense Billie Jean King se quedó con el título WTA de Birmingham, con 39 años y 7 meses, y se convirtió en la deportista mayor en alcanzarlo. Todo un hito para la época.

Los deportes anaeróbicos (ejercicios de alta intensidad y poca duración) demostraron que su edad de retiro es menor a la de los aeróbicos (ejercicios de baja o media intensidad y de larga duración). El ex preparador físico de Marcelo Ríos y de Colo Colo, Manuel Astorga, explica este factor: “La potencia y la velocidad son cualidades fisiológicas que más tempranamente se pierden, no así la resistencia”.

Ciencia, tecnología, expectativas de vida. Son múltiples los elementos que influyen en el aumento de la barrera etaria de los deportistas. Astorga destaca tres: el sistema de entrenamiento, el autocuidado y el factor genético.

El fin de semana pasado, el español Carlos Sainz se convirtió en el piloto más veterano en ganar un Dakar, con 55 años. Desde que el Dakar llegó a Sudamérica, sólo un 57% de los pilotos ha logrado terminar la carrera, y el madrileño venció por segunda vez. Al llegar al aeropuerto de Barajas, el piloto bromeó: “Entiendo que haya mucha gente que se pregunte qué hace este hombre corriendo a los 55 años”.

El Dr. Andrés Serrano, especialista en medicina deportiva de la Red Salud UC, afirma que el desarrollo de las ciencias de la salud es uno de los factores claves en el aumento de la longevidad de los deportistas. “Si uno mira las marcas a través de los años, mejoran y mejoran. El retiro más tardío tiene relación con la mayor prevención de lesiones, además de los tratamientos regenerativos. Menos lesiones significan más vida útil”, dijo el especialista.

El nadador estadounidense Anthony Ervin, es el campeón de la disciplina más anciano de la historia. A los 35 años consiguió la medalla de oro en la final de 50 metros estilo libre en Río 2016, y además, superó su marca de Sydney, tras 16 años. Y le arrebató el récord a Michael Phelps, quien ganó con 31 años. “Cuando toqué, me di la vuelta y vi mi nombre junto al número 1 sonreí. Ha sido un viaje increíble. Después de 16 años estoy en el podio”, comentó Ervin en Río 2016.

Los métodos regenerativos han revolucionado la medicina deportiva. Día a día surgen más, tales como la crioterapia (uso del frío para recuperar las lesiones), masoterapia (técnicas manuales) y nuevas formas para proteger las células musculares.

La edad en el deporte no es una ciencia exacta. No necesariamente son más longevos los actuales o los de épocas pasadas. No hay un criterio claro. Varía según la especialidad. Y si alguien se atreve a diagnosticar un techo, siempre aparece algún osado a desmentirlo. Como Sainz hace una semana. Como Federer ayer.

Seguir leyendo