La Tercera

Unión cae con Sport Huancayo y se suma al descalabro

El equipo de Palermo se ahoga en la altura de Huancayo y se despide de la Sudamericana. Chile suma una nueva eliminación a nivel continental y el fracaso es total.

Miedo escénico, planteamiento, falta de ganas o los 3.259 metros sobre el nivel del mar. Todas razones que juntas o por separado bien podrían explicar la eliminación de Unión Española de la Copa Sudamericana a manos del modesto Sport Huancayo tras caer en Perú. Un golpe más para el fútbol chileno y que sólo acrecienta una crisis sin freno y de la que no se ve una pronta salida.

Miedo escénico por la fragilidad con que se vio a casi todos los jugadores hispanos. Planteamiento porque Martín Palermo decidió variar su habitual línea de cuatro defensores para este compromiso y encima prescindió de Pablo Aránguiz y Gary Tello. Falta de ganas por la escasa intensidad que a ratos mostraron los de colonia. Y la altitud que hizo mella en el equipo chileno y encima ayudó en el tanto que abrió la cuenta. Todo conjugado significó que la Unión, el actual subcampeón del fútbol chileno, se despidiera tempranamente del concierto internacional ante el sexto de Perú. Y eso es mucho decir.

El duelo pareció desfavorable en todo momento para los de Independencia, que aunque mostraron un poco más de fútbol que en la ida, no les alcanzó. Desde el primer minuto parecía que Sport Huancayo iba a hacer daño. Con embates asociados, pelotas paradas o remates de media distancia. Así llegó la apertura de la cuenta, de hecho: Trujillo se atrevió desde casi 40 metros y el bote ayudó a que la pelota se le colara a un mal posicionado Diego Sánchez. La clasificación, a esa altura, igualmente costaba un gol por el 0-0 de la ida.

Y eso que el cuadro de la Plaza Chacabuco contó con que dos errores arbitrales los favorecieron antes del descanso. Primero con un penal en contra no cobrado por una mano inexistente del atacante rival y luego con un offside mal cobrado y que la jugada había culminado en el travesaño de Unión.

Por eso extrañó que en el entretiempo Martín Palermo no hiciera modificaciones, las que llegaron en la segunda etapa, cuando el partido ya había visto el 2-0 del local gracias a una bella contorsión de Monsalvo, quien dejó sin opciones al Mono Sánchez. Aránguiz y Tello, justamente los dos que se habían quedado fuera del 11 inicial, ingresaron para intentar cambiarle la cara a los rojos.

Pero ya era demasiado tarde. Con 30 minutos por delante, el dueño de casa no hizo más que administrar la justa ventaja e incluso darse el gusto de llegar al 3-0 con un golazo de Valverde y luego provocar los “oles” de los hinchas. Así se despidió Unión de la Sudamericana. Aún no se acaba marzo y ya es el cuarto equipo chileno que se va de los torneos de la Conmebol. El descalabro es total.