El vergonzoso lienzo que nadie sabe explicar

Nadie se hace responsable del ingreso del implemento de más de 20 metros de largo.


No hubo nadie en el Estadio Nacional que no se percatara del amenazante mensaje desplegado en un lienzo por barristas colocolinos en la tribuna Andes. Más de 20 metros de tela sostenidos por casi una decena de fanáticos no merecía doble interpretación: “Mosa y Vial se van o los matamos”. Durante siete minutos, justo los primeros de la Supercopa entre el Cacique y Wanderers, se desplegó sin que nadie interviniera. Ni la policía ni los guardias, contratados por el organizador del espectáculo, en este caso la ANFP, se acercaron al lugar en esos casi 450 segundos que duró la manifestación de frente a uno de los interpelados. Justamente el timonel de Blanco y Negro, sentado en la tribuna Pacífico, miraba con nerviosismo la escena.

Asombro. Vergüenza. Indignación. Todos los que vieron el lienzo no quedaron ajenos al mensaje, pero al mismo tiempo la pregunta se instaló en Ñuñoa: ¿Cómo ingresó tamaño implemento con el habitual y estricto control que suele existir en estos partidos? Lo cierto es que el fallo en la revisión fue clamoroso. Un artículo de esa dimensión, que para ser ingresado necesita de al menos dos personas, pasó colado para Carabineros y guardias. O solo hicieron vista gorda con la situación.

“En el mismo estadio ya hubo una conversación con la ANFP, Carabineros y el Ministerio Público, donde impulsamos a denunciar hechos, presentar las denuncias respectivas e investigar. Hoy (ayer) hubo una nueva reunión con la ANFP y Carabineros, donde se evaluó el estado de avance de dichos compromisos y ANFP nos notificó que se querellará, y le notificamos que, respecto de la amenaza de muerte, deben querellarse los afectados”, aseguran desde Estadio Seguro.

Como resultado del operativo policial del partido hubo 12 detenidos, los cuales sin perjuicio de procesos judicial, ya cuentan con prohibición de acceso a todos los estadios de Chile por la vía del derecho de admisión ejercido por la ANFP. Uno de ellos era el propietario del polémico lienzo.

Desde la ANFP no quisieron asumir la responsabilidad como organizador. “Como es habitual se realizó una coordinación con Estadio Seguro y Carabineros, donde se definieron todas las medidas de seguridad para resguardar el espectáculo. Entre ellas, cantidad de guardias, contingente policial y sistema de validación y seguridad. El viernes estuvimos ante hechos delictuales protagonizados por hinchas, que son los culpables de la violencia que se dio en el estadio”, señalaron.

En lo inmediato, Mosa presentará hoy una querella por amenazas. “Nuestros abogados seguirán las acciones legales que correspondan. Detrás de esta gente hay gente poniendo plata”, aseguró. A esta acción judicial adhirieron la Intendencia Metropolitana y la ANFP.

“Se están generando los últimos detalles para presentar una querella contundente, para que esto no vaya a quedar en nada. Esto es muy grave; hoy me pasó a mí, pero le puede pasar a otro dirigente. Este es un país tranquilo, no estamos en el Medio Oriente, no estamos en Afganistán, esto no corresponde. Chile es uno de los países más tranquilos del mundo”, agregaría Mosa, durante la tarde.

#Tags


Seguir leyendo