Vidal, por su ansiada revancha

El húngaro Kassai amonesta a Vidal, en la última visita del Bayern al Real Madrid. Foto: AFP.

El Bayern Múnich enfrentará al Real Madrid, en una de las semifinales de la Liga de Campeones. La otra serie cruzará al Liverpool con la Roma. Los bávaros se reencuentran con los merengues, luego de la polémica llave de cuartos de la edición pasada, en la cual el chileno fue expulsado.


Arturo Vidal tiene la opción de tomarse una anhelada revancha, con el objetivo de levantar la copa que desea. El Bayern Múnich enfrentará al Real Madrid, en una de las semifinales de la Liga de Campeones, serie que se abre el miércoles 25 de abril en el Allianz Arena. La otra serie será entre el Liverpool y la Roma.

Vidal le tiene ganas al Real Madrid. Desde la pasada Champions, cuando con los bávaros se cruzaron en el camino merengue en la serie de cuartos de final, y el Rey tuvo mucho protagonismo. En la ida (12 de abril de 2017), en Alemania, anotó de cabeza el 1-0 parcial pero luego falló un penal. En la vuelta (18 de abril), en el Bernabéu, fue expulsado con polémica, porque hasta hoy se cuestiona la doble amonestación que recibió de parte del juez húngaro Viktor Kassai.

“No hay otra cosa cuando te roban un partido así, es muy fuerte: son dos goles fuera de juego, la expulsión mala, Casemiro debió irse expulsado antes que yo… Es mucha la diferencia cuando juegan equipos tan grandes, ese robo no puede pasar en una Champions”, fue el ácido descargo del volante nacional, luego de la eliminación en Chamartín.

El azar quiso que se reencontraran. ¿Cuál fue la reacción del 23 bávaro ayer? “La venganza es un plato que se come frío!! Vamos carajo!!!”, escribió en su Twitter.
Vidal ha enfrentado en seis oportunidades al Madrid, con la Juventus y con los muniqueses, todas por la Champions. Su registro es de una victoria, dos empates y tres derrotas, con dos goles y una expulsión. El único triunfo del chileno sobre la Casa Blanca fue el 5 de mayo de 2015, por las semifinales, con la camiseta de los turineses.

“Es un choque excepcional en el fútbol europeo. Nos enfrentaremos al vigente campeón, un equipo excelente con jugadores excepcionales, como Cristiano… El equipo que gana es el más homogéneo, en el que los jugadores se escuchan, se comprenden y se respetan. Eso es muy importante. Por ejemplo, si ves al PSG o al Manchester City, el dinero no asegura hoy en día una Champions. Se necesita tiempo, paciencia”, sostuvo Jupp Heynckes. En el mismo día del sorteo, y con un entrenador titular, el club ya anunció al nuevo técnico para las próximas tres temporadas. Se trata del germano-croata Niko Kovac, hoy en el Eintracht Frankfurt. Asumirá el 1 de julio.

Más allá de las polémicas suscitadas a raíz de su clasificación, lo cierto es que al Real Madrid le ha tocado un camino complejo en busca de retener la corona. Luego de ser segundo en su grupo (tras el Tottenham), les tocó el PSG en octavos, la Juventus en cuartos y ahora el Bayern en semis.

La otra serie será entre clubes que no estaban en los cálculos iniciales, pero que han demostrado que merecen el estatus que adquirieron. El Liverpool de Jürgen Klopp y de Mohamed Salah contra la Roma de Eusebio Di Francesco y de Edin Dzeko. “Si alguien piensa que es una eliminatoria fácil, que no piense así, claramente no vio los partidos contra el Barcelona. El 4-1 de la ida fue engañoso. La vuelta fue espectacular”, dijo Klopp. El sorteo está hecho. Todos quieren llegar a Kiev.

Seguir leyendo