Wanderers arriesga nueva multa por uso de fuegos artificiales

Foto: Agencia Uno.

Barristas caturros encendieron fuegos artificiales y bengalas antes de la derrota por 1-2 ante Independiente Santa Fe. El club ya había sido castigado por la misma acción en el duelo contra Melgar.


Todavía no comenzaba el partido y la galería norte del estadio Elías Figueroa se iluminaba con fuegos artificiales y bengalas. Parecía una verdadera fiesta. Pero no le hizo mucha gracia al colombiano Jaime Robledo, delegado de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), quien grababa el hecho con su celular desde marquesina, dejando constancia para el informe de la Conmebol.

Claro está que esto no es nada nuevo. Sin ir más lejos, el conjunto Caturro fue sancionado hace dos semanas con una multa de 30 mil dólares por encender estos artefactos en sus tribunas en el partido de ida contra Melgar de Perú. Pero lo que sorprendió fue el apagón del foco del codo andes sur, por cerca de diez minutos. Algo que no pasó desapercibido, a excepción de Nicolás Córdova, el técnico de Santiago Wanderers. “No me di cuenta cuándo se apagó la luz”, dijo tras el partido.

El Artículo 72 de la Conmebol establece la obligatoriedad de que los estadios cuenten con un generador eléctrico interconectado, para garantizar la iluminación continua del campo de juego, en caso de falla de la red principal: “La falta o mal funcionamiento de este sistema externo interconectado podrá conllevar la inhabilitación del estadio y, en su caso, otras sanciones que pudieran determinar los órganos disciplinarios de la Conmebol”.

El titular de la Secretaría Regional Ministerial del Deporte, Leandro Torres, conversó con La Tercera luego de lo ocurrido. “En estos momentos estamos investigando cuál fue la situación, el administrador del estadio está trabajando en el informe”. Mientras que, Felipe Sepúlveda, gerente de marketing de Santiago Wanderers, le bajó el perfil a la situación: “Entiendo que simplemente saltó un fusible y hubo que esperar a que se enfriara”, afirmó.

En tanto, desde la Conmebol aún no se pronuncian, y el vicepresidente, Arturo Salah, no contesta los llamados. El monto de la multa está en veremos, pero de seguro, habrá.

Seguir leyendo