Yanara Aedo:“Chile no conocía el fútbol femenino”

La temuquense, estrella del Washington Spirit (EE.UU.), analiza el juego de la Roja y el sueño de clasificar a un Mundial adulto. La tarea comienza hoy, ante el omnipotente Brasil de Marta.


Corría el minuto 61 en el debut de Chile en la Copa América. Siete minutos antes, la paraguaya Gloria Villamayor (excompañera de varias jugadoras de la Roja) había abierto la cuenta y la ansiedad, con el estadio La Portada alentando en todo momento, recorría al conjunto dirigido por José Letelier, que presionaba incesantemente, pero sin la certeza necesaria para concretar lo que merecía por juego. En ese instante, cuando ya quedaba menos de media hora de partido, Marjorie Hernández mandaba un pase a ras de piso y aparecía Yanara Aedo, jugadora estrella del Washington Spirit, para poner la igualdad.

La temuquense es uno de los nombres más conocido del medio chileno, con 10 títulos nacionales y la Copa Libertadores 2012 vistiendo la camiseta de Colo Colo.

La delantera, que brilla con vistosos enganches y encarando a cuanta defensa se le cruce, milita en la liga estadounidense, una de las mejores a nivel mundial. Además, tuvo un breve paso por el Valencia de España, compartiendo camarín con la capitana y arquera, Christiane Endler.

Aedo, dueña de la casaquilla número 10, analiza las expectativas y herramientras con que Chile enfrentará el cuadrangular final de la Copa América, donde la Roja debutará hoy (19.00) ante Brasil.

Convirtió el primer gol de Chile en esta Copa y ante Perú abrió el camino del triunfo que clasificó a la Selección. ¿Cómo se ha sentido con esos tantos clave?

Bien, contenta, la verdad, más por la tranquilidad del equipo que como algo personal. La verdad que era una sensación de alivio más que otra cosa.

En el debut, pese a marcar el empate, no se mostró del todo conforme. ¿Es muy exigente?

Sí, es que la verdad podíamos haber ganado ese partido; entonces sí, soy un poco autoexigente.

Estuvo ausente en parte del proceso (amistosos con Argentina y Francia) debido a una lesión femoral, que la tuvo fuera de las canchas por seis meses. ¿Tuvo temor de no alcanzar a llegar a la Copa América?

No, nunca sentí miedo. Sentía que llegaba, porque me estaba haciendo bien la recuperación en Estados Unidos.

Tras la lesión, ¿cómo logró adaptarse tan rápido a la Selección?

La verdad es que no tuve otra opción. Entrenaba a triple turno, enero y febrero, que se supone que eran mis vacaciones, y la pasé haciendo pretemporada. Casi no tuve vacaciones, en realidad, para poder llegar a la Copa.

Antes del holgado triunfo sobre Perú, se había visto mucha llegada, pero escasos goles. ¿El finiquito ha sido parte del trabajo?

Nos está costando en la última parte. Ya con lo de Perú está más resuelto y te da más confianza para lo que viene. Una llega con más confianza al saber que la pelota ya entró. Y sí, lo entrenamos siempre, pero esa goleada nos dio más tranquilidad a la hora de estar frente al arco.

El público ha respondido bien en los estadios. ¿Sintieron un poco más de presión al principio, al estar a estadio lleno?

No, la verdad es que no. Al contrario, te da muchas más ganas.

Gran asistencia en el estadio y alto rating en televisión. ¿Por qué este boom?

Creo que porque Chile no conocía el fútbol femenino. Ahora se está teniendo mucho más conocimiento. Antes no sabían que existía, que había jugadoras. Es eso más que otra cosa. Lo están mostrando, al fin.

¿Habrá un cambio en el fútbol femenino después de la Copa América?

Esa es la idea principal, que haya algún cambio.

¿Cuál?

Que ojalá lo hagan profesional, que se tomen más en serio a las jugadoras. Todo. Que se le de la importancia que merece.

¿En qué debería traducirse esa importancia?

En un sueldo, que puedan al menos tener una ayuda económica, un seguro médico, todo. Cuidarlas, más que otra cosa.

En Colombia se hizo una gran inversión en el fútbol femenino para armar una liga profesional y que las jugadoras reciban sueldo. ¿Cree que Chile podría replicarlo?

Creo que sí. Ya están las condiciones. Simplemente es organización y querer hacerlo.

Usted actualmente está en la liga de Estados Unidos. ¿Qué traería de allá para el fútbol femenino chileno?

Es que la diferencia es muchísima. Primero, allá las jugadoras viven de eso, nadie hace otra cosa que no sea jugar. Las jugadoras están reconocidas, se les da mucha visualización al fútbol femenino, los estadios se llenan. Es una liga muy potente, donde todo el mundo le da mucha importancia.

Como Selección, ¿se sienten como una suerte de “generación dorada” del fútbol femenino?

Más que generación dorada, se juntaron varias generaciones que han tenido buenas participaciones en otros sudamericanos.

Se les ha comparado con la selección masculina. Por ejemplo, a María José Rojas le han dicho que es “la Alexis Sánchez”. ¿Cómo se lo toman?

Una se siente honrada. En realidad, a nosotras no nos molesta la comparación, pero nos gustaría tener nombre propio. Que no sea todo el tiempo comparar.

Gran parte de la Selección juega en el extranjero. Pensando en un recambio, ¿es el camino formarse afuera o acá en Chile?

Es que, en realidad, para ir al extranjero, uno tiene que querer. Porque es muy difícil, vas a otra cultura, otro tipo de gente, otro trato, dejar a tu familia. Entonces, es difícil, hay que querer dedicarse para animarse a salir.

Rocío Soto dijo después de la victoria ante Perú que tenían “equipo para pelearle a cualquiera”, y ahora enfrentan a una gran potencia,Brasil. ¿Cómo lo toman a nivel de camarín?

La verdad es que, lo de que dice es así. Sentimos que tenemos equipo para jugar contra cualquiera. Si lo hacemos como sabemos, podemos ganarle a cualquiera.

En Brasil está Marta, elegida cinco veces por la FIFA como la mejor del mundo. ¿Cómo es enfrentar a una referente del fútbol femenino a nivel internacional?

Más que presión o cualquier cosa, es lindo jugar contra gente como Marta, porque no muchas veces se te da. Para muchas es la primera vez que van a jugar contra alguien así. Es una sensación linda, en vez de generar miedo o algo.

Chile nunca ha participado en un Mundial femenino adulto. ¿Cómo proyectarían, en caso de clasificar, este desafío?

Hay mucha experiencia en esta Selección. Se está trabajando bien y si se sigue así, de la misma forma y mejorando algunas cosas, tenemos todas las posibilidades en caso de se que cumpla nuestro sueño de clasificar al Mundial.

Ya suma tres goles en la Copa. ¿Algún objetivo personal?

No, la verdad es que el único objetivo que tengo es ayudar a conseguir el objetivo de equipo. No me preocupo de otra cosa.

Seguir leyendo