Yate chileno se sube al podio en exigente prueba en el Mediterráneo

Anita fue tercero en la MIddle Sea Race, una prueba que une Malta con Sicilia, en cuatro días caracterizados por malas condiciones climáticas.


Muchos de los yates que participaron esta semana en la 38ª edición de la regata Middle Sea Race abandonaron. No el Anita, del chileno Nicolás Ibáñez, que resistió de buena manera los vientos de más de 30 nudos que azotaron la carrera. Aunque su bote sufrió daños, el barco capitaneado por el chileno finalizó la prueba en la tercera ubicación de la clase ORC5.

A Ibañez, armador, lo acompañaron el patrón barcelonés Jordi Griso; Ruben Castells; el navegante oceánico Dídac Costa y los navegantes Juan Pablo Alcalde y Jordi Rabasa.

La prueba es una exigente regata de cuatro días con salida y meta en Malta, rodeando la isla de Sicilia, con 110 participantes.

En tanto, en Algarrobo, Black Sails, de Per von Appen, lidera el Sudamericano de J-70, con 15 puntos negativos, a 10 de Uroboro, de María Ignacia Cisternas.

Finalmente, Clemente Seguel lidera el Nacional de Laser Radial, en Frutillar.

Seguir leyendo