Avicii: la muerte del astro de la electrónica que golpea al mundo de la música

Autor: A. Del Real

El DJ sueco, uno de los más exitosos de la escena EDM y de gran éxito en Chile, falleció a los 28 años. Había abandonado los shows por problemas de salud.


Como muchos de sus compañeros de profesión, Tim Bergling comenzó su camino al estrellato siendo aún menor de edad y trabajando desde la pieza de su casa, donde timbró sus primeros remixes y los colgó en la red. Desde allí el DJ sueco, bajo el nombre artístico de Avicii, fue fraguando una carrera meteórica en la música electrónica y en el circuito de festivales del género, la que en su momento de apogeo debió dejar los escenarios debido a problemas de salud. A poco más de dos años de aquel anuncio, hoy llegó otro aún más sorpresivo: con sólo 28 años en el cuerpo y por motivos que al menos hasta anoche no se habían esclarecido del todo, el músico fue encontrado sin vida en Mascate, Omán. Un golpe duro e imprevisto para sus fanáticos pero también para una escena poco acostumbrada a este tipo de tragedias.

“Con profundo pesar comunicamos la muerte de Tim Bergling, también conocido como Avicii”, comienza diciendo la declaración oficial que la agente del DJ, Ebba Lindqvist, envió a los medios hoy por la tarde. “La familia está devastada y les pedimos a todos que respeten su necesidad de privacidad en este momento difícil. No se darán más declaraciones”, agrega el comunicado de prensa.

Para el registro quedará su presentación de agosto de 2016 en Ibiza, la capital mundial de la electrónica hedonista, que a la larga sería su última actuación en vivo. Por ese entonces, el artista sueco vivía un momento estelar, encumbrado como uno de los nombres más relevantes de la escena electrónica de este milenio y en emblema de la EDM (electronic dance music, por sus siglas en inglés), como se conoce a la variante bailable y más popular del género durante la presente década.

Su camino a la gloria partió con Levels, aquel éxito de 2011 que marcaría el camino de su música, siempre de melodías edificantes, aspiración masiva y buena respuesta comercial. No por nada, rápidamente se convirtió en uno de los nombres más requeridos por las campañas de las grandes marcas y las bandas sonoras de videojuegos, al tiempo que su popularidad lo alzaba como cabeza de cartel de diversos festivales del circuito.

Así llegó a Santiago en 2013, liderando la edición de aquel año del festival Ultra Chile como número de cierre de una de las dos jornadas en el Espacio Broadway. Por esos días, Bergling iniciaba su ascenso al siguiente nivel y un crossover hacia nuevas audiencias, colaborando junto a artistas de la talla de Coldplay y Rihanna, y con un primer álbum, el exitoso True, donde participan artistas como Nile Rodgers y Adam Lambert. En paralelo, fue convocado para crear la canción oficial del festival de Eurovisión 2013 -junto a los ex ABBA Björn Ulvaeus y Benny Andersson- y el himno oficial de FIFA para el Mundial de Brasil 2014, acompañado por Carlos Santana, Wyclef Jean and Alexandre Pires.

Pero en paralelo al éxito comercial y a los diversos reconocimientos de la industria -ganó dos premios MTV, un Billboard y fue nominado en dos ocasiones al Grammy-, Avicii comenzó a dar señales de desgaste. Ya en 2015 acusó agotamiento y suspendió algunas fechas en vivo, antes del paréntesis del año siguiente que terminó siendo definitivo. En cualquier caso, no dejó de trabajar en discos de estudio e incluso en un documental (True stories) lanzado el año pasado, en el que dio luces de sus fantasmas y los problemas de salud derivados del consumo excesivo de alcohol que lo alejaron de los escenarios.

Hoy, compañeros como Calvin Harris y Steve Aoki manifestaron su dolor y sorpresa en las redes sociales, recordando a uno de los más talentosos de su generación “que nos inspiró a todos nosotros y a millones más”, como expresó su amigo y colega Martin Garrix.

Seguir leyendo