Festival Viña 2018

La segunda noche del Festival mezcló emoción y fiesta juvenil con Luis Fonsi

Luis Fonsi fue el monarca sin contrapesos del segundo día.

La cita tuvo un público más joven que en el debut, cortesía del astro musical del momento. También se presentó la historia de una sobreviviente del accidente del Chapecoense.


Lo de la noche inaugural, el martes 20, fue la reverencia a los clásicos, a los que acumulan décadas de equipaje artístico, a quienes tuvieron su fulgor y estrellato incluso en el ya lejano siglo pasado: Miguel Bosé, Illapu. Lo de anoche fue la vigencia. La fuerza del presente y la frescura del hoy por sobre el ayer: el público era mucho más joven y, por consecuencia, más efusivo, más entusiasta, comprendiendo que esto se trata de una celebración veraniega.

Como tal, los animadores, Carolina de Moras y Rafael Araneda, iniciaron la cita con protagonismo absoluto. Como los dueños de la fiesta, sin preámbulos ni oberturas. En ese mismo espíritu, partieron comentando que, como tributo a los ocho años que ya cuenta Chilevisión a cargo del Festival, se darían el beso más largo que registre el evento: un segundo por cada año. Así fue, aunque la gracia salió algo deslucida.

En ese sentido, lucía mucho más la vestimenta de la animadora, foco de atención y comentario durante cada jornada. Esta vez, exhibía un diseño de Patricio Moreno, un vestido de color marfil en 4 ply en seda natural, de corte trompeta y escote corazón. Todo trabajado en piedras y bordado en pedrería y mostacillas. Los zapatos, de Steve Madden, estaban metalizados con cristales. En tanto, Araneda usó chaqueta y gilet en juego de lana y cachemira color burdeo y acero, con pantalón de lana y seda.

Hubo tiempo para apreciar lo que sucedía bajo los focos en los minutos iniciales. Aunque el ánimo era de diversión, los anfitriones demoraron la presentación del número central con los habituales saludos a los distintos medios que reproducen el evento a través de Latinoamérica, estimulando la ansiedad con un video donde se mostraba al verdadero soberano de la velada, Luis Fonsi, arribando en su estilo a la Quinta Vergara.

Antes, en el inicio de la emisión televisiva, Kika Silva y Lisandra Silva protagonizaron un video donde se alistaban para partir en auto hacia el espectáculo del puertorriqueño. Todo bajo un diálogo donde repetían las líneas más famosas de los hits del baladista. Y la secuencia termina como siempre en el mundo de fantasía de Viña y en el de su cerebro, el director televisivo Alex Hernández: como un cuento, Kika Silva le comunica a su compinche que irá con el propio artista a la Quinta. De hecho, el propio Fonsi se lo cuenta a través de una videollamada. Los gritos en el lugar semejan un solo estallido.

Un preparativo más que adecuado para que, finalmente, el astro mayor de Viña 2018 y la figura musical más popular durante el año pasado en todo el planeta, salte a escena.

A las 22.23 horas, la vuelta de Fonsi a la Ciudad Jardín como una impensada estrella global ya es un hecho. Antes, un sorpresivo minuto emotivo: la historia en las pantallas de Ximena Suárez, sobreviviente del accidente de avión del equipo brasileño Chapecoense, quien fue traída por la producción a Chile para conocer a su ídolo. Un instante de emoción pura antes de que el carnaval viñamarino empezara su verdadera jornada de fiesta.

Seguir leyendo