Leo Caprile y Karen Doggenweiler: “Nos importa lo que pasa en el canal, pero siempre hay que estar alerta con la pega”

Desde esta noche y hasta el domingo, serán ellos los anfitriones del Festival del Huaso de Olmué, que emite la red estatal. Aquí, hablan de cómo evaluaron la rutina de los humoristas invitados y de cómo ven el complejo presente del canal.


Intentar hacerles la primera pregunta a Karen Doggenweiler y Leo Caprile, para comenzar formalmente con la entrevista, no es fácil. El par de animadores se ríe harto y las bromas entre ellos se disparan una tras otra. La química entre ambos es innegable, y por eso TVN volvió a poner sus fichas en ellos para la conducción de la versión del Festival del Huaso de Olmué que parte hoy.

¿Se sienten más compenetrados que el año pasado?

Caprile: Nos pasó desde el primer festival que tuvimos mucha química. Somos como pololos televisivos y por eso sentimos como si siempre hubiésemos trabajado juntos. Yo he trabajado con varias compañeras, pero hay características de la Karen que me vienen muy bien. Siempre he sido yo el que lleva la mochila, pero en este caso no. Puedo pavear, distraerme. No me siento responsable de todo.

Doggenweiler: Entre nosotros hay un cariño bien grande, y eso nos permite jugar. Además, el oficio del Leo es un agrado para mí.

¿Creen que son una dupla muy distinta a otras que animan festivales?

C: Hay una parte de rigor propio de este tipo de eventos. Por ejemplo, si tú no sabes quién es Residente o Moral Distraída, mejor no vayas a hacer el festival. Nosotros somos anfitriones, los dueños de casa. Y si bien es cierto, trabajamos harto para tener el tema bien a caballo, nosotros no memorizamos. No somos animadores rígidos, no somos una pareja rígida.

¿Es un festival distinto a otros que hoy ofrece la TV chilena?

C: Acá todo el mundo se relaja. Este es mi décimo Olmué, y nunca he visto a un gallo histérico. Este es un escenario complejo, porque no tiene doble plataforma, vas montando uno tras otro. Eso genera momentos que, se suponen, son de tensión. Pero no, nada.

D: Lo disfrutamos y participamos también harto de, no sé si de la elección de artistas, pero sí damos una opinión. Para nosotros es genial tener a un Felipe Avello y a Rodrigo González. Es un festival que va bien a la vanguardia. Tenemos un humor atrevido, de apostar. Tendremos a consagrados y también a artistas que se la van a jugar.

¿La producción del festival tomó resguardos con el humor?

C: En los festivales aparecen artistas como Kramer, que son números con los que nadie se pregunta qué va a pasar, porque todos saben que la romperán. Nosotros estamos creyendo, estamos confiando en nuestros humoristas. Ellos no vinieron a ofrecerse, nosotros los convocamos. Por lo tanto, se supone que hay un estudio de sus trabajos, hemos visto sus rutinas. Acá no hay nada al azar. Sé que Felipe Avello tuvo también la posibilidad de ir a Viña, y optó por este por la libertad y las garantías que le damos.

D: Creo que con números como el de Felipe Avello no se puede tener resguardos. Felipe sabe a lo que va y sé que lo hará fantástico.

¿Sienten presión por ser Olmué una de las grandes apuestas de TVN para aumentar su rating?

C: Presión no. Es nuestro deber como comunicadores. Tenemos la labor de hacer este festival, y lo hacemos con todo lo que sabemos hacer. Al menos yo, no siento presión. Para mí es un honor estar a cargo de un hito tan importante para TVN. No tenemos el éxito garantizado, pero este es un festival muy esperado por la gente y de andar muy sólido. Acá se trata de instalarlo en el circuito como el segundo, con cara de primer festival de Chile. Es un producto de mucho valor, y que en el verano se convierte en el buque insignia de un canal. Tenemos una responsabilidad, pero no una presión.

D: Hay muchas expectativas. Es un festival súper esperado, pero nadie nos ha dicho que tenemos que andar bien. Hay trabajo de por medio para que salga bien.

TVN pasa por momentos complejos por su baja sintonía y por la reciente renuncia de tres integrantes del directorio. ¿Tienen alguna importancia estos hechos a la hora de subirse al Patagual?

C: De las cosas que pasan en el canal uno no puede abstraerse, pero son de otras áreas. Nosotros nos dedicamos a esto, y hay que sacar la pega, y montar el festival, pase lo que pase. Hemos estado trabajando muy duro, por varios meses, y no tenemos tiempo para distraernos con otras cosas. No es que seamos indolentes. Nos importa lo que pasa en nuestro canal, pero siempre hay que estar alerta con la pega. Nosotros somos los que estamos en la primera línea, y acá se hace televisión.

D: Creo que Olmué será bueno para todos, nos hará bien a todos. Hemos trabajado tan duro, y estamos tan comprometidos con nuestro festival que será precioso que todos nos reunamos. Hay ambiente de alegría, de compromiso y así serán las cuatro noches.

Karen, ¿cómo se siente volver a la animación tras el protagonismo que tuvo en la intensa campaña electoral de Marco Enríquez-Ominami?

Vuelvo feliz y muy entusiasmada a trabajar en este proyecto. Estamos todos muy contentos porque Olmué es un aire, una alegría para el canal. Me gusta volver, porque adoro mi canal, me siento parte de la televisión pública. He crecido en estos pasillos y tengo la camiseta muy bien puesta.

Seguir leyendo