Mega va por el Festival y amenaza a CHV

Luis Jara, animador de Mega. Foto: Sergio Piña/Aton Chile

La estación, hoy líder en rating, decidió participar de la licitación por los próximos años del evento.


CHV quiere seguir teniendo festival. El presidente ejecutivo de la estación, Jorge Carey, aseguró ayer a La Tercera que participarán en la nueva licitación del evento que ya está abierta, con el propósito de adjudicarse el certamen por otros cuatro años, tal como lo vienen haciendo desde 2011.

Pero el nuevo trayecto hacia Viña ahora puede presentar adversarios de peso. Según informan desde el interior de Mega, la señal del Grupo Bethia presentará su propuesta para el próximo período del evento, el que va desde 2019 hasta 2022. Al interior de la señal hay diversas visiones al respecto. Por ejemplo, parte de la plana ejecutiva considera que es relevante decir presente, como una manera de demostrar capacidad de participación en la instancia más estelar de la industria televisiva chilena, aunque con cierta cautela y sin caer en esfuerzos desmedidos.

Otros, en un grupo donde estaría Carlos Heller, presidente de Bethia, se inclinarían por lanzar una oferta más agresiva, usando todo su potencial como el actual líder en sintonía y la plataforma internacional que les entrega ser parte del grupo Discovery Communications, lo que les permitiría cierta igualdad de condiciones ante CHV, estación que ha basado parte de su buena gestión en la vitrina hacia el resto del continente que significa la transmisión por TNT.

Eso sí, como una suerte de antecedente, Mega no ha demostrado en los últimos años un particular interés por emitir festivales, a diferencia de sus competidores: en este verano, de las cuatro estaciones grandes, ha sido la única que no incluyó esta clase de espectáculos.

En todo caso, en las licitaciones anteriores, han existido casos de canales que se presentan en el proceso sabiendo que se trata de una carrera perdida, sólo bajo el afán de entregar ciertas señales al mercado. Por ejemplo, en 2010 CHV presentó una oferta de 56.880 UF contra apenas 4.000 UF de Mega, mientras que TVN no acreditó dinero, como una forma de protestar por las altas pérdidas que significa la cita. En la última puja, en 2014, los montos se acercaron más: aunque Mega presentó una inversión superior en el ítem renta (lo que se gasta en la cita), la balanza a favor de CHV la inclinó su mayor apuesta en los otros dos apartados considerados entre las exigencias (Plan anual de promoción de la ciudad y Plan de Producción, Realización y Transmisión).

Según fuentes de la industria, para este 2018 el frente a frente nuevamente será entre la casa televisiva de Luis Jara, Kike Morandé y Perdona nuestros pecados, y su contendor que acaba de inaugurar un drástico cambio editorial que lo aleja de la crónica roja y los contenidos más duros.

El resto de los canales también evalúa ser parte de la carrera. Desde Canal 13 afirman que están estudiando ser parte de la licitación. En TVN, en tanto, no se ha tomado aún la decisión definitiva, aunque tampoco se ha descartado. En tal caso, el concurso podría tener nuevamente a las cuatro señales en competencia por.

Entre los puntos de la nueva licitación más discutidos al interior de las estaciones televisivas está la exigencia por parte de la municipalidad de quitar los llamados tensores -los tubos colgantes de la parte superior de la Quinta Vergara- debido al posible peligro que representan para los espectadores, pero cuya extracción significaría desembolsar cerca de US$800 mil al canal organizador.

Seguir leyendo