Festival Viña 2018

Miguel Bosé recibe homenajes como ícono del festival y visita ilustre de Viña

Autor: P. R.

Miguel Bosé homenajeado por el festival y la ciudad de Viña del Mar. Foto: Agencia Uno.

El artista, que celebra su décimo paso por la Quinta Vergara, recordó su debut, la vez que se presentó "gratis", y anécdotas de sus primeras visitas en dictadura. "Yo viví la dictadura de Franco, pero esta fue peor", aseguró.


El cantante español Miguel Bosé recibió lo dos importantes reconocimientos prometidos por la ciudad jardín y el Festival de Viña: la distinción como visita ilustre de Viña del Mar y el inédito premio Icono del certamen.

La ceremonia se llevó a cabo este lunes, con la presencia del artista, la alcaldesa Virginia Reginato, y el director ejecutivo de CHV, Jorge Carey. Los animadores del festival, Carolina de Moras y Rafael Araneda, llegaron a saludar al cantante previo a su último ensayo del evento.

Carolina de Moras y Rafael Araneda junto a Miguel Bosé. Foto: Agencia Uno.

Posteriormente, el artista compartió con la prensa, sopesando su décimo paso por el festival este 20 de febrero, en la noche inaugural de la edición 2018. “Significa un privilegio, un honor y un reto para el resto de los artistas, porque nadie va a venir 10 veces, para que se vayan mentalizando. Algunos se aburren de la carrera, otros se hacen borrachos… es difícil aguantar tanto tiempo”, bromeó el músico, que en 2017 celebró 40 años de carrera artística.

El intérprete de clásicos como Amante bandido, Amiga y Morir de amor recordó cómo fue su primer show en el evento en 1981. “Viña era el único festival que existía en el continente americano”, recordó, y junto con eso, revivió ese clásico miedo por el “monstruo”. “Todos los festivales el monstruo se comía a alguien y (en el festival de 1981) aún no se había comido a alguien. Yo llegaba con tanta resonancia y tanta expectativa que pensé que no iba a estar jamás a la altura”, reconoce. Para su suerte, el público “devoró” a un artista antes, “así que ya estaba saciado” cuando se presentó. “Recuerdo el olor a eucalipto, cuando se encendían las antorchas y nadie se quemaba. Y yo decía ‘por qué me pagan si el espectáculo me lo están dando ellos'”, declaró.”Para ser alguien y hacer carrera tenías que venir a Viña”, asegura el español de 61 años.

La alcaldesa de Viña, Virginia Reginato, y el cantante. Foto: Agencia Uno.

También recordó cómo fue su segunda visita al certamen: aquella en que recibió una llamada mientras estaba en Estados Unidos, y en que se le invitaba sin haber presupuesto para pagarle. “¿Pero nos dan los billetes (de avión)? Y nos pagan el hotel? Pues entonces vamos”, reveló acerca de su visita en 1982, cuando participó gratis. “Sé la fuerza y la repercusión de este festival”, comentó.

Sus visitas en los años 80 se dieron además en un contexto imborrable para el artista, que recuerda al Chile de la dictadura. En una oportunidad, fue escoltado por policías a caballo, y trasladado en un tanque. “Y cuando salgo, se abre la tanqueta y aparezco en mallas”, recuerda Bosé sobre ese complejo y curioso episodio, donde lucía su clásico look ochentero. “Debe haber una foto de ese momento”, comentó.

Pero también estaba al tanto del riesgo que significaba recorrer Chile en bus, haciendo giras en esa época. “Yo viví la dictadura de Franco (en España), pero esta fue peor”, aseguró la estrella.

Bosé abrirá la primera noche del Festival 2018, donde repasará sus más de 40 años de trayectoria.

El mensaje escrito por Miguel Bosé al ser reconocido visita ilustre de Viña del Mar. Foto: Agencia Uno.

Seguir leyendo