Netflix trabaja por primera vez en una producción chilena

La protagonista del nuevo proyecto animado nacido en el país, pero con ambición global.

La compañía desarrollará y producirá la serie animada ¡Sube el nivel!, que cuenta la historia de deportistas latinos y a cargo de la directora Fernanda Frick.


Hasta ahora, un grupo no menor de series animadas chilenas había pasado por el catálogo de Netflix, como Zumbástico fantástico o Achú, avalando el buen nivel de la producción local, más allá de la máxima consagración: el Oscar de Historia de un oso. Sin embargo, no había llegado el momento en que el gigante del streaming se interesara en participar en el desarrollo de una realización animada proveniente de Chile (hasta ahora sólo existían acuerdos de exhibición con series y películas facturadas en el país).

Un ansiado trato que finalmente se ha concretado a través de Fernanda Frick y su serie original Raise the bar! (¡Sube el nivel!), una historia deportiva protagonizada por adolescentes latinoamericanos que será realizada en conjunto con la compañía, hoy determinada a seguir traspasando fronteras luego de éxitos como La casa de papel y de anunciarse que la mayoría de sus suscriptores son de fuera de Estados Unidos.

“Estoy muy feliz y ansiosa. Si todo sale bien, significará cumplir mi meta de contar una historia significativa a un público masivo, generando ojalá un impacto importante en la gente que la vea“, indica Frick a La Tercera desde el festival de Annecy, Francia, donde se dio a conocer al acuerdo en un panel organizado por Netflix. La directora y guionista, que en 2017 alcanzó reconocimiento con el corto Here’s the plan, cuenta que el primer acercamiento con la compañía se generó en septiembre del año pasado en México, en el contexto del festival Pixelatl.

“No tuvimos respuesta inmediata, pero se mantuvo la comunicación para volver a mostrar el proyecto en otras oportunidades. Recientemente se decidieron a hacer una oferta de acuerdo de desarrollo“, señala sobre un proceso que ahora puede durar cerca de medio año, para luego dar luz verde definitiva al proyecto, a lo que agrega: “la serie tiene potencial local, al contar historias sobre latinos, contada por latinos, pero con atractivo global de tener influencia del anime y tocar un tema universal”.

La ficción que atrajo a Netflix es una historia que mezcla deportes, sueños y superación ante la adversidad. En 13 capítulos de 22 minutos, su protagonista es Sam, una adolescente que aspira a ser levantadora de pesas de nivel olímpico, al igual que otros jóvenes latinos de su edad, que pese a todos los obstáculos, persisten en lograr su sueño.

“Me interesa comunicar que en Latinoamérica hacemos lo que podemos con lo que tenemos, y aunque sea difícil tener ambición y querer lograr grandes cosas por no tener las condiciones ideales, seguimos luchando“, dice la directora en referencia a la serie, y al mismo hecho que esta se inspira en su propio camino para llegar a convertirse en animadora, en un país donde aún no se constituye una industria. “Quiero comunicar que está bien ser tú mismo, sin importar si eso significa desafiar lo que se supone que uno debería ser en cuanto a roles, identidad y orientación sexual, orígenes y metas de vida“.

Tales inquietudes ya habían quedado expresadas en Here’s the plan, el cortometraje con el que quedó preseleccionada a la última edición de los Oscar y que la hizo ganarse un nombre en el mundo de la animación. Allí desafió los estereotipos de los relatos sobre parejas, al retratar sin endulzantes el matrimonio de una gata y un perro que lucha por tener su propia panadería y, en el trayecto, se va poniendo a prueba a su relación.

Los únicos dos otros anuncios de animación que realizó Netflix en el panel en Annecy fueron la confirmación de una segunda temporada del anime B: The beginning y el anuncio del debut de la británica Hilda, esperada adaptación de los libros de Luke Pearson, con una protagonista que lleva la voz de la actriz de Game of thrones Bella Ramsey. Allí, Melissa Cobb, vicepresidenta de la división Kids & Family de Netflix, dijo que los programas de este tipo que le interesan a la plataforma son “historias que sean únicas, diversas, de América Latina, Asia, de y sobre las mujeres, que reflejen las diversas culturas y perspectivas que nos rodean“.

Aunque ya es un hecho el acuerdo con la plataforma, quedarán entre dos y tres años para ver el estreno de ¡Sube el nivel!, que Frick además escribe junto a Glenn Lazo y produce a través de Fernanda Frick Studios.

#Tags


Seguir leyendo