Sergio Freire: “Me emocioné cuando pidieron la primera Gaviota”

El ex integrante de El club de la comedia se llevó ambas Gaviotas. Foto: Marcelo Segura

En su show del domingo, el cómico marcó el peak de la noche en sintonía y el público lo premió de modo espontáneo.


La Quinta Vergara se rindió ante el humor de Sergio Freire. Eran tantos los aplausos, que en un momento el actor y comediante de 37 años bromeó con que ojalá fueran pañales, haciendo alusión a su nueva condición de padre.

Ese fue precisamente uno de los temas principales de su exitosa rutina durante la última jornada de Viña y que le permitió llevarse las dos Gaviotas y la ovación hasta de las redes sociales.

A pesar de que su carrera comenzó hace alrededor de doce años en el programa SCA (Sociedad de Comediantes Anónimos) del canal Vía X y de que fue parte del exitoso programa El club de la comedia durante otros diez, en el certamen su nombre no figuraba como estelar, debido a que fue el artista que menos cobró ($ 8 millones) y a que ese título se lo llevaban Bombo Fica y Stefan Kramer.

Pero Freire finalmente logró brillar: además de llevarse la primera Gaviota a los 40 minutos de rutina, pedida de modo espontáneo por la audiencia, marcó el peak de sintonía de la noche, con 43,2 puntos de rating, quedando sólo detrás de Fica, que logró el máximo del Festival con 50,3, y Kramer, con 47 unidades. “Desde que dijimos que sí a este Festival, no vinimos a competir. Para mí Kramer sigue siendo el maestro. Pero siento que la gente se rió y esa era la única misión que teníamos como equipo”, analizó el comediante en conferencia de prensa. “Me emocioné cuando pidieron la primera Gaviota. Pero no lloré. Nunca lloro”, aseguró.

Pasadas las 12 de la noche y con sencillas gráficas como telón de fondo, Freire presentó Wena!, el show donde se pasea por temas cotidianos como la idiosincrasia de los chilenos, la relación con los jefes, la publicidad de helados, y su reciente paternidad con la también comediante Maly Jorquiera. Las comparaciones entre hombres y mujeres, que fueron la tónica en la mayoría de las rutinas de este año, no fueron parte de su show, porque, tal como explicó, simplemente nunca lo fueron y es algo que quiso mantener en Viña.

“Creo que cada persona tiene su estilo para hacer comedia. El stand up es como la música, hay de todos los estilos, entonces cada persona ve lo que le conviene para su trabajo”, afirmó el ex Club de la comedia en relación a lo blanco de su rutina.

Sobre el popular espacio que lo llevó a la fama, Freire lo señaló como un importante semillero de comediantes. “Me gusta ver compañeros (del programa) en Viña. Faltan varios más que vengan que son muy buenos también. Me gusta que haya ayudado a que salgan más comediantes de este estilo que no lo inventamos, pero que recién está dándose a conocer acá en Chile”, comentó.

Pero no sólo las risas del público marcaron su espectáculo. El dúo de reggaetón Gente de Zona y sus carcajadas a lo largo del Festival (que ya se habían vuelto memes) se volvieron aún más protagonistas cuando Freire las incluyó en su rutina. “Lo que pasó con ellos no estaba preparado. Ya me había dado cuenta de que eran unos personajes dentro de Viña y me tocó que estaban al frente mío y jugamos”, contó el cómico.

Seguir leyendo