La Tercera

Shakira regresa a Chile con su postergada gira mundial

La cantante se presentará el viernes 5 de octubre en el Estadio Nacional, en su regreso al país tras siete años. Las entradas salen a la venta en los próximos días. La visita es parte de una gira que pasará por casi toda la región.

La cantante se presentará el viernes 5 de octubre en el Estadio Nacional, en su regreso al país tras siete años. Las entradas salen a la venta en los próximos días. La visita es parte de una gira que pasará por casi toda la región.

El arribo estaba pactado para mucho antes. Desde 2017 que una productora local tenía cerrado el regreso de Shakira a los escenarios chilenos, en lo que será su primer concierto en el país desde 2011, con una fecha pactada para principios de marzo de este año. Pero la planificación de la gira mundial de la colombiana, llamada El Dorado, ha sido todo menos ideal.

En noviembre, la intérprete de Loba debió posponer las primeras fechas del tour con tan sólo un día de anticipación, acusando una hemorragia en una de sus cuerdas vocales que le implicaría un reposo prolongado. Un mes después, haría lo propio con las fechas norteamericanas, fijadas para enero, afirmando que la lesión aún le tenía imposibilitado cantar. Así, el inicio del periplo quedó para junio. En esos mismos meses, la cantante fue parte de la polémica de los llamados Paradise Papers; millones de documentos filtrados que revelaban la evasión de impuestos por parte de celebridades, políticos y millonarios en paraísos fiscales.

Por supuesto, su llegada a Santiago en marzo quedó descartada. Pero no por eso Chile dejó de estar en los planes de la colombiana. De hecho, ya existe una fecha acordada para su reencuentro con el público nacional tras siete años de ausencia: tal como adelantó La Tercera, Shakira se presentará en la capital el viernes 5 de octubre, en el Estadio Nacional. Una información que debería ser oficializada en los próximos días, junto con la fecha de inicio de venta de entradas.

El concierto, su cuarta presentación en el recinto de Ñuñoa, además de promocionar el último disco de la cantante, también llamado El Dorado (2017), llegará en un contexto especial: este año se cumple un cuarto de siglo desde la primera presentación de Shakira en Chile, cuando en 1993, con 16 años representó a Colombia en la competencia internacional del Festival de Viña, cantando Eres. Una antesala a lo que sería su recordada presentación de 1997, ya como artista estelar.

Su más reciente aterrizaje fue en marzo de 2011, también en el Nacional, en el marco de la gira del disco Sale el sol (2010), donde convocó a cerca de 40 mil personas.

Shakira arribará a Sudamérica y a Chile luego de realizar las postergadas presentaciones en Europa, con un concierto en Alemania el 3 de junio, para luego recorrer Norteamérica entre agosto y principios de septiembre. Ese mismo mes comenzaría su descenso hacia Latinoamérica.

En la polémica

El fin de año de la colombiana fue complejo en más de un sentido. Horas después de anunciar la suspensión de su gira en noviembre, la cantante fue uno de los nombres más célebres en aparecer involucrada en el escándalo de los Paradise Papers.

Los documentos fiscales, filtrados en noviembre por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung, y analizados por los principales medios de la prensa mundial, desde The New York Times hasta The Guardian, incluían el nombre de 120 mil personas y empresas, detallando como en varios casos, los llamados “superricos” manejaban sus finanzas en naciones que les permitieran evitar millones de dólares en impuestos. Además de Shakira, desde el cantante Bono hasta la Reina Isabel II aparecían en los documentos.

En el caso de la intérprete de Ojos así, los documentos indicaban que la artista trasladó sus activos musicales, como los derechos de sus canciones, con un valor de $ 31,6 millones de euros hacia una sociedad con sede en la isla de Malta, que cuenta con una de las tasas de tributación más bajas para los inversionistas extranjeros en Europa. En los documentos además se revelaba que la cantante tiene registrada su dirección fiscal en Bahamas, otro paraíso tributario, a pesar de vivir en Barcelona.

Pese a que ninguno de esos hechos constituyen delitos en sí, y que sus abogados afirmaron que todas las operaciones se realizaron con transparencia, el sólo hecho de estar involucrada en la investigación suponía un golpe a su imagen pública. De hecho, algunos medios especularon que su lesión en las cuerdas vocales fue una forma de desviar la atención del escándalo.

Una polémica y sus problemas de salud cerraron de forma agridulce un año que debía marcar su gran regreso. Con los exitosos singles La bicicleta, con Carlos Vives, y Chantaje, con Maluma, en 2016, y Perro fiel, con Nicky Jam en 2017, la publicación de El Dorado en mayo pasado marcaba su primera placa discográfica en tres años. Una temporada que tendría su broche de oro con una gira internacional cuyo inicio ha tropezado ya dos veces. Con los problemas de a poco quedando en el pasado, Shakira volverá a Chile en lo que será uno de los conciertos más importantes del segundo semestre.