No es sólo el VAR: la tecnología que estará presente en Rusia 2018


La queja que más se repitió durante la pasada Copa Confederaciones, el último momento feliz de la Selección Chilena de Claudio Bravo, Alexis Sánchez, Arturo Vidal y las demás figuras, guardó relación con la tecnología. En el torneo que se disputó en Rusia un año antes de la Copa del Mundo que partirá este jueves 14 de junio, la gran novedad fue la incorporación del Video Assistant Referee, también conocido como VAR. Para muchos, este dispositivo le restó emoción al juego, en especial cuando los festejos de los goles debieron esperar hasta la ratificación final de la legalidad de la jugada. Y para otros, probablemente los menos, la plataforma sí fue un aporte en la eterna lucha por brindar justicia dentro del rectángulo verde.

Pero más allá de este apasionado debate entre partidarios y opositores, para la FIFA el VAR resultó ser una experiencia perfectible pero exitosa. Por aquello, el presidente del ente rector, Gianni Infantino, ratificó en marzo de este año que Rusia 2018 será el primer mundial de la historia con este dispositivo. “Es una decisión histórica, que se basa en lo que ya había sido aprobado por la IFAB (International Football Association Board). Nos hemos basado en los experimentos que hicimos, en más de mil partidos. No hemos decidido esto de un día para otro. Hoy tenemos que vivir con el progreso. Yo mismo era muy escéptico al comienzo, pero luego de los experimentos me he convencido de que tenemos que ayudar a los árbitros, que haya más transparencia y justicia en el fútbol. Dar la posibilidad al juez que comete un error en buena fe de corregirlo y decidir de manera correcta”, expresó en Colombia el máximo dirigente del fútbol mundial.

El VAR se podrá usar sólo en cuatro escenarios de un partido: tras un gol anotado, en caso de penal, tarjeta roja, o error directo sobre la identidad de un jugador advertido o expulsado. “Se trata de evitar errores importantes y obvios, no de re-arbitrar con la tecnología. El objetivo nunca ha sido controlar cada incidente menor, y siempre habrá casos en que diferentes opiniones sean posibles”, explicó el ex árbitro Pierluigi Collina, actual presidente de la Comisión de Árbitros de la FIFA en abril pasado.

En Rusia 2018, 13 árbitros oficiarán exclusivamente desde de las pantallas de control, y algunos de los 35 seleccionados para arbitrar sobre la cancha también se pasarán al VAR para uno o más partidos. Entre los referees, la herramienta se percibe mayormente como un activo. “El VAR puede ser nuestro mejor amigo, ya no es posible cometer un error crucial, y si me corrigen es una ayuda”, asegura el holandés Bjorn Kuipers.

“Habrá cuatro responsables de video. El VAR principal se comunicará con el árbitro central y le sugerirá que venga y compruebe las imágenes”, expuso Roberto Rosetti, responsable del proyecto VAR, en declaraciones difundidas por la agencia AFP. Adicionalmente, la FIFA también ha optado por un único centro operativo, como en la Bundesliga, que se instalará en Moscú y se conectará con todos los estadios a través de una red de fibra óptica.


Líneas exactas

Pero el VAR no será el único complemento arbitral electrónico que debutará en Rusia 2018. A fines de mayo recién pasado, la FIFA la implementación de un software que permitirá dilucidar casi con un ciento por ciento de precisión las jugadas en las que ocurra un fuera de juego.

“Las líneas virtuales y tridimensionales del fuera de juego, a disposición de los encargados del videoarbitraje, se emplearán en la Copa Mundial de la FIFA y aportarán una mayor claridad en estas jugadas. Se trata de unas líneas calibradas, generadas por ordenador, y que se proyectarán en el terreno de juego durante la retransmisión”, explicó la FIFA en un comunicado.

Este programa informático tendrá en cuenta factores como el ángulo de visión, la distorsión de la lente y la curvatura de la cancha a la hora de calcular la posición exacta de la línea del fuera de juego.

“Estas líneas del fuera de juego son, por tanto, las líneas más precisas que hay en la actualidad. También son las mejores que pueden generarse con la tecnología existente, utilizando varios ángulos de cámara sincronizados. ¿Hay o no fuera de juego? Estas líneas calibradas servirán como herramienta a los encargados del VAR para ofrecer al colegiado una respuesta correcta fundamentada en acciones que pueden resultar decisivas”, agregó la FIFA.


¿Y qué verá el público en el estadio?

El VAR fue probado en la pasada Copa Confederaciones de 2017.

Consciente de la importancia de la comunicación con los espectadores, la FIFA estableció un sistema de información a través de las pantallas gigantes en los estadios.

“En el VOR (la oficina donde se encuentran los árbitros que revisan el VAR), un delegado de la FIFA tendrá acceso a lo que ven y escuchan los árbitros VAR, y con un tablet que se ha desarrollado, podrán enviar información a los comentaristas y responsables de las pantallas gigantes”, explicó Sebastian Runge, director del Grupo de Innovación Tecnológica de la FIFA.

“No se emitirá ninguna cámara lenta antes de tomar la decisión, no queremos que el árbitro sea influenciado por la multitud”, añadió.


Un “Smart-ball”

Si algún coleccionista chileno desea adquirir el balón oficial de Rusia 2018, deberá considerar un precio nada de barato. En nuestro país, ya es posible comprar la Adidas Telstar 18, cuyo precio alcanza los $60 mil a través de internet. Y este elevado costo se explica por la tecnología digital NFC que lleva incorporado el implemento.

La tecnología Near Field Communication o NFC permite que dos dispositivos intercambien información o generen determinadas acciones una vez conectados físicamente el uno al otro. En el caso de la Adidas Telstar 18, la pelota incluye un chip -incrustado bajo un sello- que es capaz de enviar datos que pueden ser codificados con un smarthphone, ya sea Android o Apple.

En todo caso, esta tecnología no será utilizada en el Mundial. Más bien, tiene una orientación comercial: Los compradores del balón podrán interactuar con él mediante teléfonos inteligentes localizando la ubicación, accediendo a información y datos específicos cómo la velocidad recorrida o los angulos de giro, y permitiendo sumarse a diversos retos que la marca fabricante propondrá antes y durante el certamen.



Una credencial con chip

Ante la elevada cantidad de público que se espera en Rusia 2018, el gobierno que lidera Vladimir Putin pondrá en práctica una serie de medidas para garantizar la seguridad. Estas van desde la instalación de modernas cámaras para el reconocimiento facial de los hinchas hasta el aumento de las fuerzas policiales y los equipos antibombas. Sin embargo, la mayor novedad es la implementación de una credencial electrónica.

Su nombre es Fan ID, y cada fanático deberá tenerla una vez que adquiera boletos para ingresar a los estadios. Esta credencial tendrá incrustado un chip, con el cual los controles de seguridad leerán al instante la información del portador y de hasta tres acompañantes. “Con solo apuntar un láser sabremos todo sobre cada persona y así evaluaremos el nivel de peligro”, declaró el ministro ruso de Comunicaciones, Nikolái Nikíforov.

Con el Fan ID, el gobierno ruso no solo pretende combatir eventuales ataques terroristas, sino también limitar el acceso a los estadios de individuos con antecedentes de violencia en los recintos deportivos. Además, esta credencial impide la falsificación y reventa de entradas.



UNIDAD DE ESPECIALES DE LATERCERA.COM

#Tags


Seguir leyendo