Tercera PM

Presenta:

¿Comparación odiosa? La Moneda descarta agenda política de Moreno tras filtración de viaje a EE.UU.

Felipe Larraín y Alfredo Moreno. Foto: AgenciaUno

No pasaron inadvertidas las declaraciones del ministro de Desarrollo Social, quien aseguró haber pagado de su bolsillo un viaje que realizó entre el jueves 19 y el lunes 23 de abril a Chicago, EE.UU., marcando un claro contrapunto con el jefe de Hacienda, Felipe Larraín.


No pasaron inadvertidas las declaraciones del ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, que vinieron a confirmar un trascendido que publicó ayer La Segunda: que él también viajó a un encuentro universitario en Estados Unidos, pero que de su bolsillo salieron los recursos para pagar un viaje que realizó entre el jueves 19 y el lunes 23 de abril a Chicago.

Y no pasaron inadvertidas porque ambos periplos tienen varias similitudes -los dos fueron invitados antes de ser nombrados ministros y se trató de universidades norteamericanas- y, por otro lado, las explicaciones de Moreno marcaron un claro contrapunto con las de su par de Hacienda, Felipe Larraín, quien voló a Boston unos días antes, entre el 11 y el 16 de abril, financiando con recursos públicos. Por ello se levantó una fuerte polémica, por la que incluso el jefe de Hacienda fue llevado a la Contraloría por diputados socialistas y a la justicia por el abogado ecologista Luis Mariano Rendón.

Aunque el viernes Larraín anunció que pagaría el remanente del costo del viaje a Boston -donde expuso en la Universidad de Harvard-, esta mañana los medios de comunicación se hicieron eco del gesto de Moreno, quien, invitado meses atrás cuando aún no era ministro, decidió pagar el viaje desde un principio. El hecho destacó aún más la tardanza de Larraín  -y así señalan en Chile Vamos- en asumir que era “imprudente” pagar el periplo con cargo al Fisco. Un tema que, relata una alta fuente de La Moneda, no sólo se lo representó el presidente Piñera, sino también el ministro del Interior, Andrés Chadwick, la ministra vocera, Cecilia Pérez, y el jefe de asesores Cristián Larroulet.

Una de las interrogantes, entonces, era ¿quién transmitió los datos del viaje de Moreno? ¿Había una agenda detrás?

Las explicaciones de La Moneda

Desde La Moneda, aseguran que el ministro Moreno avisó ayer que existía una consulta de La Segunda sobre su viaje a Chicago, y que respondió conforme a lo que ocurrió: que fue una invitación cursada en octubre, coordinada con su hijo desde Estados Unidos, y que se trataba de un viaje personal, por lo que solicitó un día administrativo y no hubo recursos públicos involucrados.

“No es que se haya intentado decir ‘miren, este ministro lo hizo bien y este otro mal’, porque nosotros estamos convencidos de que el viaje del ministro Larraín fue en esa calidad y fue bueno para la imagen del país”, plantea un integrante del comité político. Es decir, que contrario a las primeras interpretaciones, esta no habría sido una operación por parte del ministro de Desarrollo Social para aparecer como quien actúa de forma correcta. La misma versión dieron en su gabinete.

Esta mañana, en Chile Vamos apuntaban a que tanto Moreno como Larraín tienen calidad de “titanes” dentro del gabinete. Ex ministros que se repitieron el plato, uno empresario y el otro académico con excelentes redes en el mundo empresarial -y también empresarios-, y que además entre ellos son amigo,  al punto de que se invitan a comer a sus cass. Con gravitación propia en el equipo piñerista y, ambos, con llegada directa al Presidente. En la coalición plantean que, además, los dos tienen aspiraciones políticas.

Mientras Felipe Larraín goza de buenas redes en el oficialismo y la oposición producto de su periodo en Hacienda entre 2010 y 2014, Moreno ha ido trabajando sus relaciones dentro de Chile Vamos. El titular de Desarrollo Social ha tenido dificultades con la mesa directiva de Renovación Nacional, la que se ha quejado de falta de comunicación con el ministro y resienten de la cercanía que, acusan, ha cultivado con la UDI. Mañana miércoles será la primera reunión formal de Moreno con la bancada de diputados RN, en el Congreso. Con la UDI, en cambio, Moreno mantiene relaciones fluidas. A fines de marzo cenó con la directiva, y tiempo después acudió a una comida en casa del diputado Patricio Melero, junto a otros parlamentarios de la tienda. Además, en el gremialismo quedó una buena impresión de él luego de su performance en el consejo político ampliado del 6 y 7 de abril, donde expuso las prioridades de su ministerio y cerró con alusiones a Simón Yévenes y Jaime Guzmán.

 

Seguir leyendo