Tercera PM

Presenta:

El complejo momento de Mauricio Macri en Argentina

ARGENTINA-OIL/

El mandatario transandino recibe al Presidente Sebastián Piñera en Buenos Aires, en medio del debate por el aumento de las tarifas y la discusión del aborto en el Congreso.


Mientras el Presidente Sebastián Piñera inicia su primera visita oficial a Argentina de su segunda administración, cargado con la polémica por la designación de su hermano, Pablo Piñera, como embajador en Buenos Aires, su homólogo y amigo Mauricio Macri lo recibe en momentos de alta polarización producto del debate de las tarifas y la discusión del aborto en el Congreso.

A poco más de un año de las elecciones presidenciales de octubre de 2019, las últimas encuestas de satisfacción y opinión pública revelan un 51% de aprobación para la gestión de Cambiemos, pero solo un 36% asegura estar satisfecho con el actual mandato. Pero a pesar de mantener el aval de la mitad de los encuestados, las últimas noticias en materia de política económica generaron un impacto en la percepción de los argentinos.

A fines de marzo, funcionarios del gobierno de Macri anunciaron un nuevo aumento a las tarifas, más conocido como “tarifazo”, aplicado periódicamente desde 2016 a servicios públicos como gas, agua, electricidad, combustible, peajes y transportes. La medida no solo despertó el enojo de la población, sino que también inició una polémica con las gobernaciones al tiempo que el Ejecutivo les pidió suprimir impuestos locales para hacer frente a la nueva alza.

Desde la Casa Rosada insisten en la necesidad de aplicar los tarifazos, asegurando que los subsidios no son gratis. Al mismo tiempo, la estrategia ha sido culpar a la administración kirchnerista por mantener una política de ayudas que endeudó al país. Sin embargo, después de una semana marcada de críticas y polémicas el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, prometió que “este es el último aumento de tarifas que hay”.

Otro de los puntos que marca la agenda política actual en Argentina es el debate por la despenalización del aborto. Por primera vez y de manera histórica, la iniciativa firmada por un grupo de 71 parlamentarios se discute en las comisiones, antes de pasar a votación en mayo.

Pero la inciativa también ha generado polarización, especialmente en el ala oficialista, donde conviven varios dirigentes que están a favor de la interrupción libre y voluntaria del embarazo. Desde el comienzo de su gestión en diciembre de 2015, Macri se ha mostrado “a favor de la vida”, pero fue él mismo quien dio luz verde al debate, señalando que de aprobarse el proyecto no lo vetará.

Con todo, importantes protestas se han tomado las principales calles del país estas semanas, donde miles de trasandinos se manifiestan contra las medidas del gobierno provocando un gran de dolor de cabeza al Ejecutivo.

Seguir leyendo