Tercera PM

Presenta:

Dueño de Vía X se juega última carta para derrotar a VTR tras duro revés en arbitraje

En su recurso de queja solicita que se acoja su demanda y que VTR reconecte las señales por el periodo transcurrido entre el 16 de julio de 2016 y el 31 de septiembre de 2018.


La batalla entre Luis Venegas y VTR vive sus últimos capítulos en tribunales. A dos años de que VTR sacara de su grilla programática los canales Vía X, ARTV y Zona Latina, el empresario -ligado a Televisión Interactiva y Filmocentro Televisión (TVI)- aún se resiste a la medida y exige una millonaria indemnización

A inicios de marzo , el juez árbitro designado por el Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago, Tomás Walker falló a favor de VTR, desestimando la demanda, tras el abrupto término del contrato que los unió durante 16 años. Pero la disputa no quedó zanjada.

Acto seguido TVI presentó un recurso de queja ante la Corte de Apelaciones de Santiago, como última instancia para revertir el revés que sufriera. En su escrito, -al que tuvo acceso La Tercera PM– se hacen duras acusaciones en contra del árbitro que dirimió la contienda. Más aún se solicita expresamente su destitución como miembro del CAM.

Para Venegas el juez “incurrió en graves faltas y abusos”, solicitando que “se le aplique a su respecto las más altas sanciones disciplinarias a efectos de evitar que el Tomás Walker pueda alguna vez volver a ejercer el oficio de juez árbitro”. El recurso de queja es patrocinado por el abogado Rodrigo Gil, socio de Bofill, Mir & Alvarez, Jana,

“Es inentendible en derecho, en justicia, en equidad y desde un punto de vista ético que el árbitro sostenga que el termino unilateral se ajustó a la buena fe a sabiendas y en reconocimiento de que fue un término abrupto y justificado falsamente tanto frente al público como ante el propio tribunal arbitral en un supuesto deterioro de la calidad de las señales con todo el daño reputacional”, acusó en su recurso de queja Venegas.

“Las señales de TVI fueron reemplazadas por las de grandes conglomerados extranjeros como Paramount y Formula 1”, sostuvo

En el marco del arbitraje TVI presentó cuatro informes de expertos elaborados por Gonzalo Sanhueza (Econsult), Jorge Fantuzzi, Pablo Morales y Rodrigo Munizaga. Por su parte, VTR acompañó dos informes de expertos elaborados por los señores Rodrigo Uribe y Aldo González. VTR por su parte presentó 5 testigos; señores Jorge Carey, Francisco Guijón, Aldo González, Rodrigo Uribe y Patricio Moyano

Ante los cuestionamientos el árbitro defendió la legalidad de su fallo.

“En el fallo se explicó en forma lata por qué no era requisito de validez de la cláusula 4.1, explicitar alguna causa o motivo que sirviera de fundamento a la decisión de terminar del contrato, y que si VTR tenía mucho o poco interés de continuar con la vigencia del contrato, ello quedaba en la esfera netamente comercial, lo que no alteraría el efecto legal pactado; y por lo mismo, a este juez en ningún momento le pareció grave que el testigo Jorge Carey considerara esa cláusula como “un botón de pánico”, ya que así fue pactado por las partes, según se explica fundadamente en el laudo”, sostuvo ante el tribunal de alzada el juez árbitro Tomás Walker.

Hoy el recurso que se tramita en la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago se encuentra en estado de acuerdo y se estima que en los próximos días dé a conocer su sentencia.

¿Qué pide el dueño de Vía X?

En su recurso de queja, TVI solicita que se acoja su demanda y que VTR reconecte las señales por el periodo transcurrido entre el 16 de julio de 2016 y el 31 de septiembre de 2018, y que se le indemnice por el monto equivalente a 9.473 UF ($256.838.702), correspondiente a las indemnizaciones que la compañía pagó a los trabajadores que tuvo que despedir con ocasión del corte de las señales por parte de VTR.

En caso de no considerar los primero, la firma alegó que se acoja la demanda subsidiaria de término de contrato e indemnización de perjuicios y condene a VTR a pagar el monto de 305.080 UF ($8.271.545.567), y de manera conjunta acoja la demanda conjunta de indemnización de perjuicios por daño reputacional deducida por TVI en contra de VTR, y en su mérito condenar a VTR a pagar el monto de $1.500.000.000.

Por su parte, VTR evitó emitir declaraciones sobre el caso. Sin embargo, en distintas instancias ha logrado hacer valer su posición. Tanto así que, por ejemplo la Fiscalía Nacional Económica (FNE), determinó archivar la denuncia que presentara TVI en contra de la cable operadora. Posteriormente el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) confirmó aquella resolución.

En la justicia ordinaria la posición de VTR tampoco se ha visto mermada. Ante un juez civil TVI solicitó una medida precautoria para evitar que sus canales salieran de la grilla programática. Dicha petición fue rechazada en instancias posteriores.

Seguir leyendo