Tercera PM

Presenta:

El “mea culpa” de Vivaldi: “Al mirar atrás nos preguntamos cómo tolerábamos tales situaciones”

El rector se presentó este miércoles ante la Comisión de Educación y Cultura del Senado donde explicó las medidas que ha tomado la casa de estudios ante los casos de violencia de género, en medio de una cruzada para acelerar la promulgación de la Ley de Universidades Estatales que tipifica delitos en esta materia.


Decenas de facultades de al menos 15 universidades chilenas se encuentran paralizadas o tomadas por alumnas y alumnos ante los casos de abuso y acoso sexual. La prensa internacional ha prestado atención a este movimiento catalogado como la “nueva ola feminista”.

Todo partió el 17 de abril pasado cuando estudiantes de la Universidad Austral ocuparon las dependencias de la Facultad de Filosofía y Humanidades luego que un docente que fue acusado de acosar a una funcionaria sólo fue removido a otra área del establecimiento, sanción que no dejó dejó satisfecho a los jóvenes.

En paralelo se conoció también la denuncia de una mujer en contra del abogado y académico Carlos Carmona, ex presidente del Tribunal Constitucional (TC), por presunto acoso sexual, lo que provocó que las alumnas de Derecho de la Universidad de Chile se tomaran su facultad, generando una ola de manifestaciones de apoyo en universidades de todo el país.

Ante este escenario, la Comisión de Educación y Cultura del Senado citó este miércoles a una sesión especial para analizar estos casos que contó con la presencia del ministro de Educación Gerardo Varela, de la red de investigadoras de la Pontificia Universidad Católica yde la Universidad de Valparaíso y también del recién reelecto rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, quien reconoció que “tomar conciencia de la situación de injusticia es el paso primero y necesario para el cambio cultural”.

En este contexto, la autoridad agregó que “después, al mirar retrospectivamente nos preguntamos cómo tolerábamos tales situaciones, como por ejemplo, la esclavitud, el voto censitario, la distinción entre hijos nacidos dentro y fuera de un matrimonio”.

El “aporte histórico” de la U de Chile contra la violencia de género

“La Universidad de Chile en el siglo XXI sigue la tradición de aquellas mujeres pioneras en la lucha por los derechos de la mujer y que promovieron cambios estructurales para su inserción en la sociedad: Amanda Labarca, Eloísa Díaz, Elena Caffarena y Julieta Kirkwood”, continuó Vivaldi.

El rector sostuvo que la casa de estudios ha sido pionera en crear Centros para estudios de género en los ‘90; un centro Interdisciplinario de Estudios de Género (CIEG); un centro de Estudios de Género y Cultura en América Latina (CEGECAL); implementar programas de postgrado en estudios de género; feminizar los títulos profesionales (2008); crear una oficina de género (2013); establecer una tradición de liderazgos femeninos en la Universidad y contar con cuatro presidentas FECH entre el 2011 al 2016: Camila Vallejo, Melissa Sepúlveda, Valentina Saavedra, Camila Rojas.

Sumarios insuficientes

“Hoy el procedimiento de investigación definido en la ley es el sumario administrativo. Estamos conscientes que esta herramienta es insuficiente e inadecuada para abordar el acoso sexual”, dijo el rector de la Universidad de Chile.

En esta manera enfatizó que “en la Ley de Universidades Estatales, logramos incorporar una indicación que mejora sustantivamente estos procedimientos, equilibrando los derechos de las víctimas y los inculpados”, expuso la autoridad ante el Senado.

Existe brecha de género en la universidad

Vivaldi también reconoció que en la universidad existe una brecha de género en las remuneraciones: “Para el personal académico de jornada completa, la brecha (sin ajustar) es de un 19%; para el personal de colaboración la brecha (sin ajustar) es un 15%; a nivel nacional esta brecha es mayor a nivel nacional, entre 20% y 30%”. Y agregó que “el ajuste debería hacerse por jerarquía académica, por facultad de origen (STEM) y participación en proyectos de investigación”.

Las medidas para enfrentar esta realidad

¿Qué estamos haciendo? Se preguntó el rector de la Universidad de Chile ante esta ola de tomas y protestas en su casa de estudios por los casos ante mencionados.

Vivaldi sostuvo que desde la Universidad de Chile existe una “decisión política de enfrentar problema”, se ha fortalecido el “rol de las organizaciones estudiantiles”, ha establecido una “mesa de trabajo triestamental”, además de realizar “debates para visibilizar problema”, “política de prevención del acoso sexual” y “erradicar el acoso sexual y reducir la violencia de género en la Universidad de Chile”.

Además explicó que el Consorcio de Universidades del Estado ha establecido protocolos y reglamentos en varias casas de estudio como las universidades Arturo Prat, La Serena, Valparaíso, Santiago de Chile, Tecnológica Metropolitana, La Frontera y Los Lagos.

Cruzada por la Ley de Universidades Estatales

“Un sistema de educación pública gravitante es una herramienta para incidir en este cambio cultural. Para las universidades estatales constituye un deber el incidir en la proyección de este cambio y el hacer propuestas al conjunto de la sociedad (…) Un país con políticas de igualdad de género en todos sus niveles y con una educación no sexista, es un país más democrático, libre e igualitario”, expuso Vivaldi al final de la presentación.

Y continuó: “La violecia de género debe ser erradicada. La emancipación de un sector de la sociedad no solo hace más libres a los emnacipados, nos hace más libres a todos”.

Ayer el rector de la Universidad de Chile se reunió con el ministro de Educación, Gerardo Varela, con el objetivo de acelerar el proceso de la promulgación de la ley de universidades estatales, aprobada en los últimos meses del Gobierno de Michelle Bachelet. En esta norma se reconocen y tipifican, poo primera vez, los casos de acoso sexual por parte de académicos y estudiantes en las casas de estudios.

Seguir leyendo