Tercera PM

Presenta:

Narcotest para conductores: Gobierno prepara controles para medir consumo de cocaína y marihuana

Secretario Ejecutivo de la Conaset adelanta que esperan aplicar la medida durante este año.


Reducir las muertes por accidentes de tránsito a la mitad es una de las metas que ha recomendado la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en 2020, eventos que son considerados como una “epidemia” a nivel mundial. Por eso, el gobierno prepara algunas medidas para frenar la escalada de siniestros viales , como la aplicación de test a los conductores durante controles de tránsito.

Aunque en Chile ya existe la medición con el alcotest, el secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), Luis Stuven, dice que se requieren mayores señales: “estamos trabajando para que se pueda implementar el narcotest para detectar el consumo de marihuana y cocaína. Esto podría aplicarse este año”. El gobierno pasado estudió poner en marcha el mismo plan durante cuatro años para lo que realizó análisis de la experiencia internacional, pero finalmente desechó la idea.

Al comienzo se podría aplicar una prueba piloto con dispositivos que determinan el consumo a través una muestra de saliva, pero no existe una tipificación legal específica que aborde el uso de estas drogas al conducir, lo que podría implicar que algún usuario cuestione la medición. Con todo, Stuven añade que en este proyecto se está trabajando con la Subsecretaría de Prevención del Delito.

Eugenia Rodrigues, encargada de seguridad vial de la OPS, afirma que hay pruebas de que la atención de las personas que han consumido estupefacientes al volante “disminuye mucho el nivel la capacidad de los conductores, por lo que se debe estar consciente de los riesgos. Cuenta que, por ejemplo, se han puesto en marcha programas similares en España, país que ha logrado estabilizar sus cifras de siniestros viales.

Las estadísticas establecen que el 30% de los accidentes de tránsito se produce por la ingesta de alcohol. Sin embargo, Rodrigues añade que existe poca evidencia respecto al impacto que tiene la cannabis y la cocaína en estas actividades. Por eso se están realizando estudios en Centro América, donde se registra cuántos pacientes que llegan accidentadas a los hospitales usaron drogas previamente.

Seguir leyendo