Tercera PM

Presenta:

El reembolso de Harvard: $2.763.000 de pasaje y $611.264 en viático

Autor: Ivonne Toro

En tanto, el secretario de Estado analiza si debe modificar su declaración de patrimonio e intereses e incorporar su participación en el Alumni Council. El PS lo denunció por omitir esta actividad.


“Se hace presente que siendo las 13.30 horas del 14 de mayo de 2018, se actualizó la información de este registro, como consecuencia de la recepción y confirmación del financiamiento pendiente comprometido por parte de Harvard a la Subsecretaría de Hacienda”, reza el portal de lobby en que se registran los viajes del ministro Felipe Larraín Bascuñán.

Allí figura el famoso periplo realizado entre el 11 y el 16 de abril a Boston y que fue financiado originalmente por la subsecretaría de Hacienda por un costo total de $5.167.194. El viernes de la semana pasada, Larraín, que en todo momento ha defendido su actuación y ha asegurado que se enmarca dentro de las responsabilidades de su cargo, ya que “prestigia” al país, anunció que los dineros asociados a la actividad serían reintegrado en su totalidad por parte de la Universidad y el mismo. Ello días después de haber sido denunciado por el PS por faltas a la probidad en Contraloría, ya que acusan que la cuestionada visita se trataría de un evento privado financiado con fondos público, concepto que fue compartido el fin de semana por destacados columnistas que hicieron referencia al desacierto en la forma de abordar el conflicto.

Como sea, este lunes se detalló cómo se realizó el reintegro de fondos. Se explicita en el portal que de su peculio el secretario de Estado pagó $380.596 por el viático respectivo y la Universidad reembolsó $611.264; por pasajes, en tanto, Larraín devolvió $1.412.334 y Harvard $2.763.000. En ambos ítems, Hacienda figura con un costo $0.

Tras esta transacción, el PS volvió a llevar a Larraín a Contraloría por dos razones: la omisión del decreto de comisión de servicio en el extranjero respectivo, que debe llevar la firma del titular de Cancillería, Roberto Ampuero, y del Presidente Sebastián Piñera, y que aún no ingresa al organismo fiscalizador para su toma de razón; y una “grave infracción al principio de probidad y en la prevención de conflictos de intereses” al no haber declarado que era parte del Alumni Council de Harvard. Desde Hacienda, aseguraron a La Tercera PM que este tema está siendo analizado por Larraín y su equipo, sin que aún exista una resolución al respecto.

En el escrito del PS, se destacan que la ley lo obliga declarar “actividades profesionales, laborales, económicas, gremiales o de beneficencia, sean o no remuneradas, que realice o en que participe el declarante, incluidas las realizadas en los 12 meses anteriores a la fecha de asunción del cargo”. El Alumni Council está en esta categoría, pero no figura en los documentos públicos del ministro.

En la presentación en Contraloría se establece que de esta omisión deriva el lío actual. “La violación evidente a lo dispuesto en la Ley N° 20.880 trae como consecuencia un conflicto de interés y una infracción al principio de probidad al colocar equivocadamente como parte del interés general el financiamiento por fondos públicos de organizaciones de las cuales es miembro; el financiamiento público para la exposición de un libro particular o privado en el marco de un encuentro con excompañeros, organizado por el Alumni Council anteriormente individualizado”.

Si bien fuentes de Gobierno aseguran que en cualquier otro escenario este sería solo un olvido o una falta menor y que no habría problema en incorporar la pertenencia a la organización, la “carga” que le da el PS al asunto tendría complicado a Larraín.

Seguir leyendo