“HoneyBot”: el robot creado para combatir a los hackers

Es lo suficientemente pequeño como para caber dentro de una caja de zapatos, pero tiene una gran misión: mantener fábricas y otras instalaciones grandes a salvo de los piratas informáticos. Fuente: Georgia Tech


Profesionales de la seguridad de internet utilizan desde hace tiempo sistemas de señuelo conocidos como “honeypots” o “tarros de miel”, como una forma de evitar los ciberataques.

Por otro lado, muchos ciberataques quedan sin respuesta o con sus atacantes impunes porque existe un nivel de anonimato entregado por internet, y es difícil para las empresas encontrar un responsable. Es por eso que un equipo de investigación del Instituto de Tecnología de Georgia, Estados Unidos, diseñó a “HoneyBot”: un robot para atraer a los “alborotadores” digitales que han puesto sus ojos en las instalaciones industriales.

HoneyBot engañará a los hackers para que, una vez que tengan acceso al señuelo, dejen información valiosa que puede ayudar a las empresas a proteger aún más sus redes. Así, se podrá estudiar a los atacantes, determinar qué métodos están usando y descubrir dónde están o, incluso, quiénes son en realidad.

El gadget se puede controlar a través de Internet, pero a diferencia de otros robots controlados a distancia, la habilidad especial de HoneyBot es hacer que sus operadores crean que está realizando una tarea, cuando en realidad está haciendo algo completamente diferente.

“La idea detrás de un honeypot es que no quieres que los atacantes sepan que están en un honeypot. Si el atacante es inteligente tal vez mirarían diferentes sensores en el robot, como un acelerómetro o un velocímetro, para verificar que el robot esté haciendo lo que se le indicó”, dijo Raheem Beyah, profesor de la Fundación Motorola.

En un entorno de fábrica, un robot HoneyBot podría sentarse inmóvil en un rincón y cobrar vida cuando un hacker obtenga acceso: un indicador visual de que un agente malicioso está apuntando a las instalaciones.

 

Seguir leyendo